LO ÚLTIMO - Vacunación de menores de 12 a 17 años iniciará el martes 2 de noviembre, confirmó ministro Cevallos

Coronavirus: este es el protocolo para el recojo de cadáveres en Cusco [VIDEO]

Dirección Regional de Salud recordó que está prohibido realizar la velación de cadáveres, en viviendas, instalaciones públicas o privadas, independientemente de la causa del fallecimiento.

Dirección Regional de Salud informó sobre el protocolo de recojo de cadáveres en Cusco. Foto: Captura de video
Dirección Regional de Salud informó sobre el protocolo de recojo de cadáveres en Cusco. Foto: Captura de video

La Dirección Regional de Salud de Cusco informó cuál es el protocolo que se debe seguir para el recojo de cadáveres, sobre todo, de las personas que, lamentablemente, mueren en sus casas a causa del coronavirus.

Según la entidad, en primer lugar, la familia debe mantener el distanciamiento físico con el cadáver hasta que este sea tratado por el equipo humanitario de recojo de cadáveres.

PUEDES VER: Cusco: dan atención médica a ancianos en sus casas y los monitorean por videollamadas

La habitación en la que está el cuerpo, debe ser cerrada completamente hasta que lleguen las autoridades. Si está en un ambiente compartido, debe evacuarse el lugar y mantener una distancia prudencial.

Cuando la persona ha muerto en su domicilio, los familiares deben comunicar sobre el hecho a la central de emergencia de la Policía Nacional del Perú, llamando al 105 o reportarlo a la comisaría de su jurisdicción.

Si se detecta que hay indicios de algo que merece mayor investigación, se solicitará la intervención del Ministerio Público.

Enseguida, la Policía Nacional comunicará a la autoridad sanitaria acerca del deceso. Luego, el equipo humanitario procederá al recojo del cadáver.

Luego se coordinará para iniciar el procedimiento administrativo para los servicios funerarios. De acuerdo a la disponibilidad, se hará la cremación o la inhumación del cadáver.

Lazy loaded component

Se recuerda que está prohibido realizar la velación de cadáveres, en viviendas, instalaciones públicas o privadas, independientemente de la causa del fallecimiento.

A los entierros, solo podrán acompañar cinco familiares como máximo y en la cremación solo podrán estar presentes dos familiares o allegados.