“Muchos padres no reconocen que sus hijos tengan signos de adicción a los videojuegos”, afirma especialista

Sin embargo, el experto sostiene que debido a la pandemia los adictos a los juegos virtuales están más controlados que antes.

El Organismo Mundial de la Salud (OMS) ratificó que la adicción a los videojuegos es una enfermedad mental. Foto: composición La República
El Organismo Mundial de la Salud (OMS) ratificó que la adicción a los videojuegos es una enfermedad mental. Foto: composición La República
Hans  Castillo

El doctor en Psicología Favio Roca explica la influencia que han tenido las medidas restrictivas dispuestas por la COVID-19 en los adictos a los videojuegos, los signos para reconocer a uno de ellos y las razones por las que el juego patológico no es considerado un problema de salud público.

PUEDES VER PS5 ya no tendría pantallas de carga, lo que podría generar un impensado problema [FOTOS]

- ¿Qué consecuencias trajo el confinamiento para los adictos a los juegos virtuales?

Antes que la pandemia del coronavirus llegara al país, muchos estudiantes faltaban a sus centros educativos para permanecer largas horas jugando frente a un ordenador. Situación que cambió debido a la implementación de las órdenes preventivas, por lo que aparentemente los adictos están más controlados que antes.

- ¿Cuál es la situación de los estudiantes que son adictos a los videojuegos en el Perú?

El 10 % de la población estudiantil es adicta a los videojuegos, y más de la mitad de ese total ya padece de esta ludopatía —sin llegar a ser jugadores frecuentes— que produce bajo rendimiento académico, problemas familiares y de autocontrol. Como la mayoría tiene acceso al Internet, desde los niños hasta los adultos, están conectados a través de los celulares, tabletas y computadoras, para jugar videojuegos. Ante esta realidad, un gran número de menores se ha convertido en adicto a los juegos en línea.

Favio Roca, especialista en adicciones y fundador de Psiconet, centro de especialidades psicológicas. Foto: Psiconet

PUEDES VER Ghost of Tsushima: precio, fecha de lanzamiento y dónde comprar el último exclusivo de PS4

- ¿De qué manera una persona ingresa al mundo del juego patológico?

Esta conducta repetitiva empieza cuando una persona juega por diversión, en calidad de jugador recreativo. Tras adquirir más conocimientos del videojuego y ser más competitivo, comienza a conectarse habitualmente. Pero el verdadero problema surge cuando pierde el control del tiempo del juego y termina en la adicción. Además, presenta otro grave inconveniente, puesto que cada vez que le quitan el equipo móvil, la tableta o la computadora al adicto, su reacción es altamente impulsiva y agresiva.

- ¿Las familias logran darse cuenta si algún integrante es un adicto potencial?

Muchos padres no identifican el problema y te dicen: “Mi hijo se porta mal”, “es desafiante”, “ahora es agresivo”, “ya no rinde en el colegio”, pero no reconocen que ellos presentan signos de adicción a los videojuegos. Cuando les quitan el acceso a los juegos virtuales, todo cambia. Permanece más tranquilo, come en la mesa con la familia, conversa más con las amistades, pero para llegar a ese punto se requiere cumplir con un tratamiento especializado.

Psicólogo Favio Roca brindando capacitación. Foto: Psiconet

PUEDES VER Super Mario Bros: ¿sabías que tiene una secuela que pocos jugaron por ser demasiado difícil? [VIDEO]

- ¿Cuáles son los signos que suelen presentar los jugadores recurrentes?

Los signos más notorios para identificar a un posible adicto suelen ser la continua conexión a Internet, perjudicando las horas de sueño, mentir sobre el tiempo que ha estado conectado, prefiere comunicarse más con los amigos virtuales y se muestran sobredimensionadamente irritables ante cualquier comentario.

- ¿Todos los videojuegos son adictivos?

Hay un tipo de juego en el que uno se queda ‘pegado’ y no lo deja, pero hay otros que requieren una estrategia, ya que demandan pensar, esos videojuegos no son adictivos. En cambio, cuando el jugador se obsesiona con llegar a niveles cada vez más altos de los juegos más complejos, se convierte en un adicto, olvidando sus responsabilidades, como el estudio o el trabajo, y ahora que hay más tiempo en casa por la pandemia de la COVID-19, sino hay una supervisión puede terminar en un problema.

PUEDES VER PS5: Amazon habilita páginas para la venta de PlayStation 5, DualSense, accesorios y juegos ¿conoces los precios?

- ¿La adicción a los videojuegos es considerada un problema de salud pública?

Tanto el problema de los videojuegos y la ludopatía no son considerados problemas de salud pública, por dos razones fundamentales: los daños no suelen ser tan evidentes y no es autodestructivo. En el Perú, existen 1 700 000 alcohólicos, y muchos de ellos no lo saben. Ellos atropellan a la gente, fallecen accidentados, cometen violencia contra la mujer, asesinan en estado de ebriedad; por estos actos el consumo de licor se ha convertido en un problema de salud pública.

En cambio, un adicto a los videojuegos no llega a esos extremos, no mata, no hurta. Por tal motivo, todavía no se ha hecho tan evidente. No lo incluyen porque la acción de participar en un juego electrónico no lleva a la muerte. La cantidad de personas no hace el problema de salud pública, sino cuánto daño se hace la población a causa de la enfermedad.

La adicción a los videojuegos puede llevar al fracaso académico y laboral, inclinación al aislamiento, incremento de la agresividad, cambios notorios de conducta. Foto: Decideo.

PUEDES VER Pokémon GO: derrota a Giovanni, Sierra, Arlo y Cliff del Team GO Rocket con estos pokémon [VIDEO]

¿Cuáles son las causas y consecuencias de la adicción a los videojuegos?

Los niños y adolescentes que tienden a sucumbir a esta adicción suelen presentar un déficit de personalidad, que se caracteriza por la timidez y búsqueda de sensaciones nuevas. Otro de los móviles incluye a las personas que no pueden mantener una relación interpersonal. El bajo nivel de atención en el colegio también es una señal para identificar a los adictos a los videojuegos, quienes al momento de jugar obtienen una sensación de logro, reforzando el estímulo para seguir frente al dispositivo que muestra imágenes de video.

Tras ingresar al mundo del juego virtual, los jugadores habitualmente experimentan fracaso académico y laboral, inclinación al aislamiento, incremento de la agresividad, cambios notorios de conducta y el conocido síndrome de abstinencia, que impulsa inconteniblemente volver a conectarse a un computador para supuestamente divertirse.

PUEDES VER Pokémon GO: ¿usas un Samsung Galaxy para jugar? Descubre cómo canjear los códigos gratis [FOTOS]

Pronunciamiento del Organismo Mundial de la Salud (OMS)

En el 2019, durante la 72 Asamblea Mundial de la Salud, que se llevó a cabo en la ciudad de Ginebra, Suiza, el organismo ratificó que la adicción a los videojuegos es una enfermedad mental, provocando el rechazo de reconocidas compañías multinacionales dedicadas al rubro del entretenimiento virtual, como Sony y Microsoft.

El director del Centro de Medicina y Tratamiento de Adicciones de Kurihama, en la prefectura de Kanagawa, Japón, doctor Susumu Higuchi dio comienzo al primer programa para tratar la adicción a Internet, en 2011. En la actualidad, existen 84 centros de este tipo en el país del sol naciente, se lee en un boletín de la OMS publicado el año pasado.

De acuerdo al especialista japonés, por lo general, sus pacientes no son capaces de limitar el tiempo que pasan jugando y siguen realizándolo pese a las consecuencias perjudiciales que les provoca, como el abandono del colegio o la pérdida del trabajo.