Cusco: pobladores abandonan pueblo de Machupicchu por caída del turismo

12 Jul 2020 | 10:42 h
La Republica
ÉXODO. Decenas de personas esperaron la salida de los trenes.

Con colchones y equipajes, decenas de personas esperaron el tren desde muy temprano para dejar el pueblo donde toda la actividad económica está paralizada por la pandemia.

Cusco. El nuevo coronavirus también trajo consigo el desempleo. El viernes empezaron a operar los trenes de servicio local hacia y desde el distrito de Machupicchu, provincia cusqueña de Urubamba.

La reanudación de las operaciones fue aprovechada por una gran cantidad de personas para abandonar el pueblo. Con colchones y equipajes, decenas de personas esperaron el tren desde muy temprano para dejar el pueblo donde toda la actividad económica está paralizada por la falta de turistas. El COVID-19 quebró a muchas empresas de servicios y dejó a cientos de desempleados.

PUEDES VER: Presidente Martín Vizcarra arribará a Cusco para supervisar acciones ante coronavirus

Han cerrado sus negocios, sacaron sus cosas y ahora parten en busca de una nueva oportunidad fuera del pequeño pueblo.

El pueblo estaba acostumbrado a recibir entre 2000 y 3000 personas en temporada baja (diciembre a abril) y en el periodo de mayor afluencia, entre mayo y octubre, llegaba hasta 7000 visitas diarias.

En Machupicchu Pueblo funcionaban 247 hoteles y hospedajes, 237 restaurantes, 200 tiendas de diferentes tipos junto a sus proveedores de productos y 250 personas estaban dedicadas a la producción y venta de artesanía. Cada negocio empleaba en promedio a seis personas.

Newsletter La República

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia de la COVID-19