LO ÚLTIMO - Triunfo histórico de Perú que lo ubica en el cuarto lugar con miras a Qatar 2022 ELIMINATORIAS QATAR 2022 - Revisa aquí la tabla de posiciones actualizada

Coronavirus: las pruebas moleculares y pruebas rápidas para detección de la COVID-19

Existen ciertos factores que se deben considerar al momento de realizar estas pruebas, por lo que es necesario conocer cómo funcionan.

Ambas pruebas pueden efectuarse de manera complementaria. (Foto: Minsa)
Ambas pruebas pueden efectuarse de manera complementaria. (Foto: Minsa)

El Perú superó el millón de pruebas realizadas para el descarte del coronavirus, según indicó el presidente Martín Vizcarra en su último mensaje a la nación. Su ejecución se muestra como un factor clave para la detección inmediata y posterior seguimiento de casos por parte de las autoridades.

Yeffrid Yalta, gerente binacional de Calidad de Simed, empresa proveedora de pruebas de descarte del COVID-19 al Estado, explicó cuáles son las características de las pruebas rápidas y moleculares, y en qué casos utilizarlas.

PUEDES VER Cajamarca y su exitosa lucha contra la COVID-19

Las pruebas moleculares detectan directamente el virus SARS-CoV-2 que provoca la enfermedad, y debe realizarse máximo una semana después si una persona ha sido expuesta y es sospechosa de haberse contagiado, sea asintomático o no.

Dicho test, que se toma mediante hisopado nasofaríngeo (por la nariz) u orofaríngeo (por la boca) permite detectar el ARN (ácido ribonucleico) viral en el organismo, lo que confirmaría la presencia del virus. El proceso para su análisis en un laboratorio tarda entre una a cinco horas.

PUEDES VER El 100 % de comerciantes de ferias ‘De la Chacra a la Olla’ dan negativo para COVID-19 en Ica

Por su parte, la prueba rápida es la que detecta los anticuerpos totales que produce el cuerpo para defenderse de la enfermedad. Esta puede realizarse complementariamente a la molecular.

El test suele emplearse cuando muestran reacciones conforme a la aparición de cada tipo de anticuerpo para determinar el estado y posibilidad de transmisión de la infección, en conjunto con datos clínicos y epidemiológicos, así como exámenes auxiliares en algunos casos.

Se requiere de personal calificado para su ejecución y se recomienda aplicarla dos semanas después del contagio para determinar en qué etapa se encuentra el virus.

PUEDES VER Contagiados de COVID-19 aumentan a 155.671 en Perú

Asimismo, está destinada a realizarse de forma masiva para quienes están más expuestos al virus y diagnosticar alguna infección anterior. Como su nombre lo indica, los resultados se obtienen rápidamente, ya que solo se extraen algunas gotas de sangre del paciente en un proceso que toma pocos minutos hasta su reporte.

Yalta recordó que el periodo de incubación del virus SARS-COV-2 es de cinco a siete días. Luego, es una semana más para que aparezcan los síntomas en aquellos pacientes que lo desarrollan, y otros siete días más para que el cuerpo genere anticuerpos.

Newsletter Coronavirus LR

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia de la COVID-19.