Personas que caminan hacia Apurímac durmieron al lado de la Panamericana Sur

Sociedad LR

larepublica_pe

21 Abr 2020 | 8:27 h
Personas en busca de llegar a sus pueblos. Créditos: América.
Personas en busca de llegar a sus pueblos. Créditos: América.

En medio de la pandemia por el coronavirus, decenas de personas intentan llegar caminando a sus ciudades al quedarse sin dinero para sobrevivir durante la cuarentena. Piden a las autoridades que los escuchen.

Alrededor de cien personas durmieron al costado de la Panamericana Sur en busca de llegar a sus pueblos en la región de Apurímac. En plena pandemia por coronavirus, los ciudadanos descansaron a la altura del puente San Pedro en Lurín soportando las bajas temperaturas.

Un día previo, ellos decidieron caminar desde el Puente Atocongo hacia sus pueblos, ya que no cuentan con la solvencia económica adecuada para seguir en la capital. Por más de tres horas, las personas avanzaron un tramo de la carretera sin las medidas preventivas necesarias ante la COVID-19.

PUEDES VER Desde Apurimac envían dos trailers de alimentos para residentes en Lima

A horas de la mañana, el grupo de personas se levantó para seguir caminando hacia sus ciudades. Ellos piden que los escuchen."Estamos buscando ayuda. Por ello, hemos venido caminando desde el Puente Atocongo. Hasta ahora, el gobernador regional de Apurímac no nos contesta y no encontramos respuesta", indicó un joven a América.

Además, manifestó que las personas se unieron a la causa porque ya no cuentan con dinero. “Hemos estado caminando y descansando. Hay personas con hijos y de avanzada edad. Hemos intentado apoyarnos porque no tenemos mucha comida. Hasta ahorita no encontramos solución”, mencionó.

Lazy loaded component

También, pidió que las autoridades los escuchen para regresar pronto a sus ciudades de origen. “No sabemos si alguien porta el virus (coronavirus), nos estamos contagiando. Esto no debería pasar, el presidente debe pensar ya en que hacer”, expresó.

PUEDES VER Coronavirus en Apurímac: Reportan primera muerte de COVID-19 por nexo familiar

Una mujer que busca volver a su pueblo de Cotabamba señaló que recién empezaba a trabajar en Gamarra, pero justo inició la cuarentena. Ahora, ella no cuenta con dinero y por eso, decidió caminar. “Tremendo frío en la madrugada. No nos queda de otra para que nos escuchen. Las autoridades recién nos hacen caso cuando ya estamos a la mitad”, precisó.

Otra persona mencionó que estaba de visita en Lima cuando la cuarentena fue anunciada. “Hemos caminado todo el día desde las siete de la mañana. Ahora recién hemos caminado. Estamos avanzando. Pido al gobernador de Apurímac que nos ayude”, dijo.

Por último, un señor que trabajaba en Puente Piedra como carpintero comentó que “no hay trabajo” y por eso, necesita volver a su ciudad: Andahuaylas. “No tengo nada, quiero regresar”. Hasta el momento, según el testimonio de las personas, las autoridades no se han pronunciado sobre el retorno de los ciudadanos. Ellos continuarán caminando hasta que no hay respuesta.