Sociedad

Citan a dueño de empresa de camión cisterna que produjo deflagración en la que murieron 30 personas

Luis Guzmán Escriba está hospitalizado y es representante de la empresa Transgas, la misma que habría seguido funcionando a pesar de estar clausurada, después de la deflagración camión cisterna concucido por su propio padre.

Dueño de Transgas es hijo del chofer de camión cisterna que produjo deflagración, que a su vez ya deja 30 muertes. Foto: Composición
Dueño de Transgas es hijo del chofer de camión cisterna que produjo deflagración, que a su vez ya deja 30 muertes. Foto: Composición
Sociedad LR

Estuvo no habido luego de la tragedia que dejó 30 muertos hasta la fecha. Luis Guzmán Escriba, el dueño de Transgas LG se halla internado en una clínica, tras desaparecer luego de la deflagración en Villa El Salvador ocasionada por uno de los camiones cisterna de su empresa.

El lunes 23 de febrero tendrá que acudir a la Fiscalía de Lima Sur a declarar. Así lo confirmó a El Comercio, el fiscal Humberto Durán Ponce de León, de la Fiscalía de Tránsito y Seguridad Vial de Lima Sur, a cargo de las investigaciones.

Según el fiscal, el dueño de la empresa está hospitalizado por un accidente no relacionada con la tragedia ocurrida el pasado 23 de enero, que le habría causado lesiones en las piernas.

A pesar de la clausura de Transgas LG, que se produjo un día después de la deflagración que ya deja 30 muertos, se investiga que la empresa aún siguió operando una planta de gas con el nombre de Colpa Gas, que también había sido clausurada. Sin embargo, la versión aún se investiga mediante los libros contables y las facturas emitidas.

En el local, ubicado en Villa El Salvador y que se usaba de vivienda, hallaron más de 2000 cilindros o balones de gas de diferentes colores y marcas. Asimismo, hallaron otros camiones repartidores.

Actualmente, a Transgas LG se le acusa de transportar GLP en un vehículo que no cumplía con las medidas de seguridad exigidas en el Reglamento de Seguridad para Instalaciones y Transporte de GLP. Ello, porque según el Osinergmin, el día de la tragedia el camión cisterna se desplazaba con la válvula de bloqueo abierta, lo que impidió e corte automático de la fuga de gas.