Rizqallah. Durante casi 7 años, este peruano de origen palestino dio grandes alegrías a los hinchas del Dominó, pero ahora tendrá que rendir cuentas.

Arequipa: Inversionista de Melgar volverá a ser investigado

Lavado de Activos. Jader Rizqallah, según el Ministerio Público, no ha justificado el origen del dinero que metió para salvar al equipo rojinegro de la quiebra. Existe la sospecha de lavado de activos. En marzo próximo, debe retomarse la investigación. La deuda asciende a más de trece millones de soles, eso es más o menos lo que deberían pagar los exsocios para recuperar el club.

La República
01 Dic 2019 | 8:15 h

Roberth Orihuela Q.

Jader Rizqallah es el inversionista que salvó al FBC Melgar de Arequipa del abismo económico. Con su intervención, el equipo rojinegro no solo zafó de la quiebra, sino que comenzó a invertir en planteles caros. Eso devino en títulos y participación en campeonatos internacionales: una luna de miel para el hincha arequipeño.

Sin embargo, desde el 2015, las inversiones de Rizqallah fueron puestas en tela de juicio. El Ministerio Público sospecha que su origen sea el lavado de activos.

PUEDES VER: Bernardo Cuesta: “Lo que viví en Melgar no lo olvidaré”

En 2017, antes del estallido de la crisis política y judicial en el Perú, todo parecía resuelto a favor de Rizqallah. El exmagistrado César Hinostroza determinó, a través de una resolución casatoria, el archivo del caso, pero no por mucho. En julio de este año, una sala constitucional de la Corte Suprema declaró infundada la casación que emitió el cuestionado Hinostroza. Y ahora Rizqallah deberá volver a someterse a la investigación, que reiniciaría en marzo del 2020, según fuentes de la Fiscalía.

Casación cuestionada

El origen del dinero de Rizqallah provendría desde 2015 de empresas tapadera, creadas en paraísos fiscales (offshores).

Para la Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Lavado de Activos y Pérdida de Dominio, a cargo de Carol Cuba, había lavado de activos. A esa tesis, le dieron la razón hasta dos instancias judiciales. El proceso llegó a la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema, presidida por el cuestionado juez César Hinostroza, el de Los Cuellos Blancos del Puerto.

Con el caso en sus manos, Hinostroza emitió la Casación N.º 092, que libraba a Rizqallah de la lupa del Ministerio Público. Argumentó que no se podía investigar al inversionista rojinegro, mientras la fiscalía no demuestre que el dinero provenía de fuentes ilegales. En términos futbolísticos, pedía anotar los goles sin jugar el partido.

Este fallo sentó precedente sobre otros casos. Por ejemplo, el de Joaquín Ramírez, secretario general del partido Fuerza Popular, investigado por lavar dinero a través del partido de la hija del exdictador Alberto Fujimori, Keiko.

La Casación N.º 092 iba totalmente en contra de otras normas, incluso el exfiscal de la Nación, Pablo Sánchez, la calificó como generadora de impunidad. Por ello, en julio de este año, el V Juzgado Constitucional de Lima declaró nula la Casación N.º 092 y ordenó la reapertura de la investigación contra Rizqallah, en el punto donde se quedaron.

Fuentes de la Fiscalía han contado a La República que, desde marzo del 2020, se realizarán las últimas diligencias para luego formalizar la investigación preparatoria contra Rizqallah.

PUEDES VER: Daniel Ahmed será el técnico de Melgar en el 2020

El camino del dinero

Rizqallah inyectó más de S/ 13.4 millones: S/ 10.4 de préstamos personales. Eso lo reconoce la administración de José Suárez Zanabria. Y otros S/ 3 millones invertidos a través de Inversiones Deportivas FBC Melgar que compró las acreencias a la Sunat. La historia se resume así.

Antes de que Suárez Zanabria asuma la administración del FBC Melgar, el estudio de abogados Carrizales & Vidal Abogados tenía esa responsabilidad. Sus principales representantes eran Julio Vidal Villanueva, José Carrizales Recio y Luis Mansilla López. Estos gestionan un primer préstamo al club. Lo hacen a través de la empresa Mocar Desarrollos SAC, dirigida por Carlos Antonio Camino Linares. El monto fue de US$ 551 111.

Mocar es una constructora que, en ese entonces, tenía suspensión temporal ante la Sunat, pero eso no fue impedimento para recibir dinero de paraísos fiscales. En 2013, el Atlantic Security Bank de Gran Cayman le transfirió una remesa de US$ 524 000 y luego US$ 200 000. En 2014, fue del Inteligo Bank LTD (Las Bahamas) con US$ 249 847.

Rizqallah pagó la deuda con Mocar y se convirtió en nuevo prestamista del club.

PUEDES VER: Genaro Neryra pide sangre arequipeña para Melgar

Entonces entró en escena Luis Felipe Ossio Guiulfo como nuevo gerente de Mocar. Dicho funcionario es esposo de la prima de Rizqallah. La fiscalía maneja la tesis de que Mocar era una de las primeras empresas que canalizaban el dinero de las offshore de Rizqallah.

En 2014 el inversionista de Melgar creó la empresa Inversiones Deportivas FBC Melgar con un capital de mil soles. Asumió como gerente general su primo Renato Guerra Garib. Compraron el 77% de la deuda que el club tenía con la Sunat ( S/ 3 millones). No está clara la procedencia del dinero.

Para continuar sus investigaciones, la fiscalía solicitaba 120 días más. Entre otras diligencias, se debían investigar los vínculos internacionales de Mocar y otras posibles empresas offshore, también realizar la pericia contable de un posible desbalance patrimonial de Jader Rizqallah y el resto de investigados, incluido el exadministrador del club Suárez Zanabria.

Esto debería reiniciarse en marzo del 2020 y está en manos del fiscal Henry Llanderas de Lavado de Activos, porque Cuba fue trasladada a Lima a apoyar en el caso de corrupción de Odebrecht. ( Continúa mañana)

PUEDES VER: Melgar: Bernardo Cuesta es distinguido con el máximo reconocimiento del deporte en Arequipa

Una confesión clave de Walter Ríos

El exmagistrado Walter Ríos, en su pretensión de colaborador eficaz, confesó ante el Ministerio Público que César Hinostroza hacía y deshacía en la Segunda Sala Penal Transitoria que presidía.

A tal punto que “emitiera algunas decisiones cuestionables como, por ejemplo, el caso de lavado de activos de un dirigente del club Melgar de Arequipa”, en clara referencia al directivo rojinegro.

Esta confesión complica más a Rizqallah, puesto que aclara que la decisión de Hinostroza no fue para nada justa, sino con una clara intencionalidad.

Club Melgar.

Video Recomendado