Mafia italiana del narcotráfico se instala en Perú

La República
5 06 2019 | 21:00h
El Operativo “Los Romanos”

¿Quiénes son? ¿Dónde están? Una banda de italianos se ha trasladado al territorio para exportar cocaína de alta calidad sin la intermediación de traficantes peruanos, lo que supone un cambio importante en el negocio de la droga en nuestro país. Algunos de sus integrantes fueron descubiertos camuflados como empresarios en Chile. Esta es la historia.

Todo empezó en Chacalluta, Chile.

A las dos de la tarde del jueves primero de marzo de 2018, los agentes de aduanas chilenos del puesto fronterizo de Chacalluta, en la frontera con Perú, soportaban el calor seco y desértico de la zona. Hasta que a uno de ellos lo despertó de la modorra cuando avistó una camioneta con dos hombres de apariencia extranjera que pretendían dirigirse al interior de Chile con dos motos acuáticas del tipo Jet Ski. Los sujetos presentaron pasaportes italianos que los identificaban como Doménico Ángelo Vorro y Luca Quagliuolo. Venían del Perú.

No era usual que italianos procedentes de nuestro país anduvieran por el área con motos acuáticas, así que los agentes chilenos decidieron interrogarlos. Vorro y Quagliuolo manifestaron que los vehículos los habían comprado en su patria y que los trajeron para intervenir en competencia en los mares chileno y peruano. Precisamente, explicaron, retornaban de participar en un concurso en Paracas. La versión no convenció a los chilenos, así que sometieron a las motos acuáticas a un escáner, el cual detectó la presencia de una sustancia sospechosa en el interior de las máquinas. Era coca.

PUEDES VER Mujer mata a su pareja en medio de una discusión en Trujillo

En efecto, con un taladro perforaron distintos puntos de las motos acuáticas hasta que comenzó a saltar un polvillo blanco. Hicieron la prueba química de descarte y surgió el característico color azul intenso de la droga. Cuando desmontaron las Jet Ski, los agentes encontraron 152 kilos de cocaína, valorizada en 6 millones de dólares en Italia.

"¿Dónde consiguieron la droga?", preguntaron los agentes chilenos a los italianos.

"En el Perú", mencionó uno de ellos. Así se dio origen a una operación antidrogas que permitiría la identificación de una poderosa mafia italiana que se ha instalado en el Perú y que se dedicaba a la exportación de droga de alta pureza por nuevas rutas con destino a Europa.

Entonces, la policía chilena inició la ‘Operación Tirreno’ para atrapar al resto de la banda y buscar más droga. De este modo dieron con una camioneta de Massimiliano Beltrami y de su mujer Paola Vorro, hermana de Doménico Ángelo Vorro, detenido en el primer vehículo. También fue intervenido Nicholas Tassone, quien se ocultaba en un hostal de Arica.

PUEDES VER Estafan a mujer con cuento de la “pepita de oro” y le quitan S/ 15 mil en Tacna

Coca nostra

Para recoger la droga en el Perú, la mafia italiana enviaba a sus emisarios como falsos empresarios dedicados a promover una línea de motos acuáticas. Desde Roma despacharon cuatro unidades a Chile por vía marítima, pero solo dos ingresaron en el Perú con dirección a Paracas, supuestamente para intervenir en competencias informales de moto Jet Ski a fin de promocionar su venta en nuestro país. Las otras dos máquinas fueron guardadas en una bodega en Arica.

Luca Quagliuolo y Doménico Vorro ingresaron las motos el 23 de febrero de 2018 por el puesto fronterizo de Santa Rosa, Perú. Cada una fue registrada con un peso de 150 kilos, de los cuales, como comprobaría la Policía, 50 kilos eran arena que luego sería reemplazada por cocaína.

PUEDES VER Arequipa: Buscan prevenir atropellos y muerte de vicuñas con puente ecológico [VIDEO]

Massimiliano Beltrami y Nicholas Tassone entraron en el Perú cinco días después, el 28 de febrero del 2018. La esposa de Beltrami, Paola Vorro, se quedó esperándolos en Arica.

Una vez que llegaron a Paracas, las motos fueron ingresadas en una casa alquilada. La arena fue vaciada y sustituida por la cocaína de alta pureza. Había un químico que se encargaba de verificar la calidad del clorhidrato. Los italianos alquilaron dos camionetas para llevar los vehículos a Tacna y pasar a Arica.

Luca Quagliuolo y Doménico Vorro fueron los encargados de pasar el control chileno de Aduanas. No tuvieron suerte.

PUEDES VER Arequipa: Ropa donada por el Ministerio de la Mujer era vendida en tienda

De los cinco detenidos, solo uno había tenido un ingreso en el Perú: Massimiliano Beltrami, el 30 de diciembre de 2015, procedente de España, y se fue el 19 de febrero de 2016 con dirección a Bolivia.

Hasta este punto, Chile había hecho su parte. Faltaba su contraparte del Perú. Todo indicaba que los italianos apresados en territorio chileno tenían cómplices en suelo peruano, los encargados de adquirir la droga.

Un equipo de la policía antidrogas de Italia se trasladó a Chile para intercambiar información con los carabineros y pudieron obtener el nombre del narcotraficante peruano que les vendió la cocaína a la banda intervenida. Por razones de seguridad, no es posible revelar la identidad del sospechoso, pero está confirmado que su centro de operaciones es el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Pero quedaron varias preguntas pendientes de respuestas. ¿Por qué los italianos venían hasta Perú para comprar y transportar la cocaína hasta su país? ¿Acaso no hay organizaciones peruana que se dedican a ofrecer servicios de compra, transporte y exportación de droga? ¿Por qué la mafia italiana de la coca se ha instalado en Perú? 

PUEDES VER Callao: policía incauta más de un millón de cigarrillos en tráiler

Claves

Puntos de salida. La mafia italiana ha diseñado sus propias rutas para la exportación de cocaína hacia Europa, no son las que con frecuencia utilizan los narcotraficantes peruanos o mexicanos.

Seguimiento. Por ejemplo, la salida de droga por Chile no es usada con frecuencia para grandes cantidades sino para el menudeo.

PUEDES VER Cusco: Sorprenden a trabajador del INPE ingresando droga a penal de Quencoro | VIDEO

Perú y Chile buscan la conexión con la mafia

Las policías antidrogas de Perú y Chile intercambian información conjuntamente con las autoridades de Italia para identificar a los cabecillas de la organización del narcotráfico que operarían desde Roma.

Precisamente, sobre la base de la información de inteligencia que ha acopiado, la Policía Antidrogas denomina a la organización ‘Los Romanos’.

De acuerdo con las fuentes antinarcóticos consultadas, la presencia de los narcos italianos obedecería a que perdieron confianza en sus socios peruanos que les vendían y transportaban la droga hasta Europa.

Supuestas divergencias por la calidad y cantidad de la cocaína con los narcotraficantes peruanos, motivaron a la mafia italiana a enviar a sus propios hombres para encargarse de la exportación del clorhidrato.

Hacía mucho tiempo que no se veía a una organización criminal compuesta solo por nacionales italianos, según las fuentes. Con las recientes detenciones, queda en evidencia que las mafias italianas han decidido encargarse del negocio desde Perú.

Video recomendado