Hallan rastros de los niños asháninkas desaparecidos

Esperanza viva. Nativos que acompañan a la Policía encontraron restos de pequeñas fogatas y algunas huellas de pisadas en zona de Saweto, Ucayali, donde hay presencia de taladores ilegales. Niños de 14, 8, 6 y 5 años llevan una semana desaparecidos.

Esperanza viva. Nativos que acompañan a la Policía encontraron restos de pequeñas fogatas y algunas huellas de pisadas en zona de Saweto, Ucayali, donde hay presencia de taladores ilegales. Niños de 14, 8, 6 y 5 años llevan una semana desaparecidos.

Las huellas de sus pequeños pies sería prueba de que caminan hacia la espesa selva, desorientados. Este dato es muy importante para el personal policial y militar que trabaja en la comunidad nativa de Saweto, Ucayali, en la búsqueda de cuatro niños desaparecidos desde el lunes pasado, porque aviva la esperanza de hallarlos con bien.

Mirella Rojas Pinedo (14), Joseph Quinticima Rojas (8), Sonia (6) y José (5 ) son los cuatro menores asháninkas que desaparecieron en Saweto luego de volver de una visita familiar a la comunidad brasileña de Apiwtxa, frontera con Ucayali.

Ellos retornaban a pie metros más adelante de sus madres, Lita Rojas y Llermeth Rojas. Cuando las mamás llegaron a la zona conocida como Varadero donde los pequeños debían estar esperándolas, no se encontraban. Así se inició la desesperada búsqueda que llegó a oídos de los dirigentes comunales en Pucallpa al tercer día de ocurrido, es decir, el miércoles pasado.

En Saweto no hay comunicación telefónica. Trasladarse de la comunidad a Pucallpa puede tomar hasta una semana.

Huellas encontradas

“A las siete de la noche del domingo recibí la información de una compañera comunera. Me dijo que encontraron rastros de las pisadas de los niños. Ya no están por el territorio de Brasil, sino por la zona de Saweto. Se están yendo por una dirección incorrecta, se nota por las huellas porque se están adentrando a la selva, yo supongo que por su desesperación”, describe Karen Shawiri, presidenta de la comunidad de Saweto en diálogo telefónico con La República.

La lideresa comunal agrega que otros rastros dejados por los niños han sido restos de pequeñas fogatas.

“Me informan que es notorio que han hecho sus fogatitas, los niños de la zona saben cómo hacerlas para darse calor en la noche. Cerca a la fogata han descansado probablemente”, comenta Shawiri.

Las huellas no son del todo claras para precisar si los pequeños se encuentran caminando solos o en compañía de algún adulto.

La representación comunal también considera como una posibilidad que detrás de esta desaparición se encuentren madereros ilegales de la zona.

En el 2014, líderes nativos como Edwin Chota murieron asesinados a manos de los traficantes, por ello, los actuales dirigentes, enterados de la ausencia de los cuatro niños, pidieron apoyo para su búsqueda inmediata.

Justamente, dos de los menores desaparecidos son hijos del fallecido líder Leoncio Quinticima, asesinado por traficantes madereros, según informa Karen Shawiri.

Suman esfuerzos

A través de sus redes sociales, la Policía Nacional informó que viene buscando a los menores “por aire y tierra”. Prueba de ello es que se sumaron a las acciones de rescate quince policías de la Unidad Especializada Dinandro PNP y los Sinchis de Mazamari.

La Defensoría del Pueblo, a través de su oficina descentralizada en Pucallpa, también ha solicitado la búsqueda sin cesar de los pequeños.

Por su parte, el Ministerio de Cultura ha sostenido reunión con los líderes comunales para continuar coordinando la ayuda necesaria. 

a

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO