Proyecto del fujimorismo permitiría fumar en locales públicos, alerta Colat

Redaccionlr
h

Riesgos. También se facilitaría el uso de cigarrillos electrónicos y otros similares, aunque su inocuidad no ha sido demostrada.

Un proyecto de ley presentado por la bancada de Fuerza Popular, advierte la Comisión Nacional Permanente de Lucha Antitabáquica (Colat), abriría la puerta para que se permita fumar y usar cigarrillos electrónicos en "espacios públicos cerrados", cuando la inocuidad de dichos dispositivos no ha sido del todo confirmada.

Esta iniciativa, de ser aprobada, derogaría por completo la Ley Nº 28705, que en la actualidad regula las acciones del Estado orientadas a prevenir y controlar los riesgos asociados al consumo de tabaco.

PUEDES VER Aparece enlace de reunión entre Becerril y alcalde

La propuesta fujimorista, entre otros cambios, plantea que se diferencie el término general "productos de tabaco", como se lee en la norma vigente, de otros como "productos de tabaco combustible" y "no combustible", "consumibles de sistemas eléctricos de administración de nicotina", entre otros derivados.

De acuerdo con Hugo Córdova, gerente de proyectos de Colat, esta modificación relajaría la vigilancia sobre las nuevas formas de consumir tabaco, aunque varias de ellas recurren a sustancias tóxicas cuyos impactos en la salud aún son materia de debate entre los científicos. Para el especialista, lo que corresponde en este caso es aplicar una prohibición "por principio precautorio".

PUEDES VER Salaverry considera "error político" que Galarreta investigue caso de Chávarry

Otra gran modificación es la definición del tipo de "espacio público cerrado" donde está prohibido fumar, que hoy alude a cualquier lugar cubierto por un techo y cerrado entre paredes, sin precisar el número. La propuesta del fujimorismo plantea que solo esté prohibido fumar en espacios cerrados por cuatro paredes, lo que permitiría consumir tabaco, en cualquiera de sus formas, en ambientes semiabiertos.

El proyecto en mención también significaría un retroceso en el empaquetado y etiquetado. En la actualidad, la ley ordena que todos los productos de tabaco incluyan advertencias sanitarias que ocupen el 50% de cada una de sus caras principales. La propuesta de Fuerza Popular busca que estos mensajes se reduzcan a un área limitada del 15%.