Rumi Cevallos Flórez

Apuyaya Jesucristo

El “Taytacha” está curado. Ayer empezó un periplo de visita por varios pueblos. Hoy regresa a la Catedral del Cusco.

Rumi Cevallos
11 Oct 2018 | 21:03 h

El “Taytacha” está curado. Ayer empezó un periplo de visita por varios pueblos. Hoy regresa a la Catedral del Cusco.

El "Taytacha" te atrapa. Es una figura sagrada, que a primera vista da miedo, pero que si le pides con fe, te cumple hasta los imposibles.

Si se hace el símil, el Señor de los Temblores, a quien con respeto y cariño le llaman "Taytacha", es como el Señor de los Milagros en Lima. Tienen en común que ambos aplacan los movimientos telúricos. Históricamente, en cada figura sagrada, es su partida de nacimiento. 

Cada Lunes Santo, cuando la sagrada imagen de piel oscura sale en procesión, todo se viste de rojo. Es el ñuqchu, una flor purpúrea, que solo se utiliza para esa ocasión. Y miles de personas llenan el Huacaypata, la plaza mayor del Cusco, para acompañarlo todo el día en procesión, muchos en luto riguroso.

"Apuyaya Jesucristo, Qispichiqniy Diosnillay, rikraykita mastarispam, hampuy churiy niwachcanki".

Jesucristo, Señor Poderoso. Mi Dios que te hiciste hombre extendiendo hacia mí tus brazos, ven hijo mío, me estás diciendo... Así comienza una de las más sentidas canciones que las Cha'ynas entonan ante la sagrada imagen del patrono jurado del Cusco.

El "Cristo moreno" que miles de cusqueños acompañan en su paso por las calles de la ciudad imperial cada Lunes Santo hoy regresa a su casa.

Estuvo en el Centro de Restauración de Tipón desde el pasado 19 de junio. Pero el "Taytacha" ya está curado y desde ayer empezó un periplo de visita hacia Urcos y desde allí dando su bendición en cada pueblo. Hoy ingresa a su templo, la Basílica Catedral del Cusco, con su bendición al país en momentos de crisis política.
 

Video Recomendado

Lazy loaded component