Habilidades no tan Blandas

En un contexto de transformación, en donde los trabajos rutinarios y de intermediación serán sistematizados, las Habilidades Blandas recobran relevancia y se erigen como el recurso perfecto para que los profesionales no seamos presa fácil de la obsolescencia. Porque si en algo hay consenso entre los ejecutivos y empleadores de múltiples sectores, es en la trascendencia que hoy tienen estas competencias, pero, sobre todo, en la que tendrán en un futuro cercano.

Es por eso que resulta curioso y hasta irónico que las llamemos “Blandas”, cuando de blandas tienen poco y cuando son tan poderosas que pueden significar la diferencia entre el fracaso y el éxito profesional.

Y, ¿por dónde empezar? Comunicación, Colaboración, Liderazgo y Gestión del Tiempo son las cuatro habilidades que más se demandarán de los profesionales en 2018 según el reporte que publicó Linkedin a inicios de año. A partir del análisis de grandes volúmenes de información y de encuestas, concluyó que estas habilidades son las que mejor coinciden con la evolución del ambiente laboral actual en donde la tecnología es omnipresente.

La buena noticia es que con algo esfuerzo, disciplina y capacitación podemos desarrollar estas habilidades y sumarlas a nuestro background personal. Una oportunidad que no debemos dejar pasar.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO