Cusco: Turismo de aventura busca garantizar seguridad de visitantes

Turismo de aventura decae en Cusco por tragedias. Prestadores del servicio se capacitan en medidas de seguridad para manejar riesgos y emergencias.

20 May 2018 | 6:00 h

Turismo de aventura decae en Cusco por tragedias. Prestadores del servicio se capacitan en medidas de seguridad para manejar riesgos y emergencias.

Cusco. Las tragedias en el turismo de aventura han tenido, como era de esperarse, un efecto negativo en ese sector. El número de visitantes que quieren practicar ese tipo de deportes bajó en la región imperial.

Superar la crisis ha obligado a los operadores de turismo a mejorar sus servicios e iniciar procedimiento para ser formales.

PUEDES VER: Piden suspender deportes de aventura en el Cusco

Una treintena de operadores de turismo que ofrecen o quieren prestar servicios de canotaje recibieron el viernes capacitación e información sobre medidas de seguridad para la práctica de este deporte en los ríos de la región.

Expertos de la Policía dieron charlas sobre seguridad, mientras que funcionarios de la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo explicaron los procesos administrativos para obtener las licencias y actuar dentro de la ley. Habrá más actividades de este tipo en las siguientes semanas.

El rescatista de la Unidad de Salvamento de Alta Montaña, técnico César Quispe Huanca, explicó que la práctica de este deporte se debe hacer con un plan de manejo de riesgos y emergencias. “Eso implica que cada agencia debe identificar en qué partes o secciones del río se va a operar y allí se identifica los peligros”.

Ese instrumento se convierte en una guía para evitar accidentes y si estos ocurren se puedan corregir. Recordó que los riesgos que engendra el canotaje surgen por el aumento del caudal del río, sobre todo en temporada de lluvias, por lo que en esos periodos es recomendable suspender la actividad. También por la orografía del río. No se puede hacer ese deporte en tramos muy empinados o con excesiva presencia de rocas en el trayecto del afluente, mencionó el especialista. “Si hay accidente, el problema no es el río, sino que el operador no cumplió su responsabilidad”, anotó.

Eva Fernández, encargada de la oficina de Servicios Turísticos de Dircetur, refirió que se han cancelado las autorizaciones a las 12 empresas que podían prestar servicio de canotaje. 

Cada empresa deberá iniciar un nuevo trámite para obtener la licencia de funcionamiento. Por ahora han presentado sus solicitudes cuatro empresas, según Quispe.

“Estamos ayudando a las empresas para que los trámites no sean tediosos. Nuestro propósito es que todas entren al terreno de la legalidad”, apuntó. 

Te puede interesar