Exigen declarar a Áncash en emergencia ambiental por derrame de relaves en Recuay

Contaminación. Cincuenta mil metros cúbicos de relaves mineros contaminaron paraje de Huancapatí y la quebrada Sipchoc.

Contaminación. Cincuenta mil metros cúbicos de relaves mineros contaminaron paraje de Huancapatí y la quebrada Sipchoc.

Lindberg Cruzado

Chimbote

La congresista María Elena Foronda Farro demandó al Ministerio del Ambiente la inmediata declaratoria de emergencia ambiental del departamento de Áncash por el derrame de más de 50 mil metros cúbicos de relaves mineros en el paraje de Huancapatí y la quebrada Sipchoc, en la provincia de Recuay.

“La medida debe estar orientada a garantizar la acción inmediata de los diversos sectores del Estado (ministerios, gobiernos locales y regionales) para atender y prevenir afectaciones en la salud de las personas, además de evaluar y contrarrestar los efectos negativos en el aire, agua, suelo, ganadería y campos de cultivo de las zonas involucradas en Recuay”, pronunció.

La parlamentaria dijo que no se trata de recoger y devolver los relaves a la presa, sino de determinar la real afectación del derrame en las personas y al medioambiente, para precisamente realizar las acciones de atención y prevención que correspondan.

Según lo señalado por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), los más de 50 mil metros cúbicos de relave derramado el último sábado 3 de marzo son de propiedad de la Compañía Minera Lincuna S.A. y se debió al colapso del extremo y de la base del dique frontal de la Presa de Relaves N.º 2 de la unidad minera Huancapatí.

“Lo que pedimos también es que se establezcan sanciones administrativas, así como a la Fiscalía Ambiental le exigimos el inicio de acciones legales contra quienes resulten responsables de este ecocidio y se castigue penalmente, más aún si la empresa había sido notificada semanas atrás del inminente peligro que representaba el dique”, indicó.

Foronda solicitó al OEFA, Autoridad Nacional del Agua (ANA), Ministerio de Energía y Minas, Gobierno Regional de Áncash, municipalidad de Recuay, Ministerio de Salud y Prefectura, un informe detallado de los hechos y las acciones realizadas para el control de daños en prevención, sobre todo, de la salud de la población.

“Hoy voy a denunciar esta grave contaminación en Recuay ante la sesión ordinaria de la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología del Congreso y pediré la presencia de los principales funcionarios de las entidades citadas”, añadió. 

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO