Buque Oceanográfico BAP “Carrasco” completó exitosa primera misión científica en la Antártida [VIDEO]

Provisto de equipos de última tecnología cumplió con labores de estudio con participación de la  Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina y el Instituto del Mar del Perú.

Provisto de equipos de última tecnología cumplió con labores de estudio con participación de la  Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina y el Instituto del Mar del Perú.

El Buque Oceanográfico Polar BAP “Carrasco” inició el viaje de retorno al puerto del Callao luego de haber cumplido exitosamente con la Vigésima Quinta Campaña Científica del Perú a la Antártida, que se inició el último 14 de diciembre con destino a la Base Científica Machu Picchu.

Con una capacidad para 110 personas y una autonomía de 51 días, además de estar provisto de un equipamiento especializado para labores científicas,  el BAP “Carrasco” reemplaza al BAP “Humboldt”, que precisamente hace 30 años hizo la primera expedición al continente antártico con el contralmirante Jorge Brousset Barrios al mando.

El arribo del BAP “Carrasco” después de su primera travesía a la Antártida, bajo el comando del capitán de navío Carlos Guerrero Malpartida, está previsto para el 13 de marzo.

La Vigésima Quinta Campaña Científica del Perú a la Antártida (ANTAR XXV) tuvo como principales propósitos estudiar la dinámica marina y su vinculación con la variabilidad climática, que estuvo a cargo de la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina; así como la evaluación del Krill y su relación con el ecosistema marino, tarea que desplegaron los expertos del Instituto del Mar del Perú (Imarpe).

Siguiendo las especificaciones de la Marina peruana, la compañía española Construcciones Navales Paulino edificó el buque científico “Carrasco” en sus astilleros ubicados en puerto de Vigo, a un costo aproximado a los 282 millones de soles.

El buque está dotado de un laboratorio de levantamientos hidrográficos para la evaluación de datos batimétricos; un laboratorio de química para el estudio de las muestras; un laboratorio húmedo y seco; un laboratorio de oceanografía y geología marina; equipos de muestreo de agua y del fondo marino, así como sensores para realizar mediciones de temperatura, conductividad y corrientes marinas; todo de última tecnología.

El comandante general de la Marina , almirante Gonzalo Ríos  Polastri, llegó por vía aérea a la Antártida, luego de estar unos días en la Base Machu Picchu  navegó de regreso en el BAP “Carrasco” por el paso Drake, un tramo de mar que separa América del Sur de la Antártida.

El almirante Ríos estuvo en la Base Machu Picchu y abordo del buque  durante una semana para inspeccionar las labores científicas que se efectuaron en ambos lugares, luego desembarcó en Ushuaia, Argentina, para retornar vía aérea a Lima,  donde arribó el 22 de febrero.

Tecnología de punta

Entre otras acciones, el BAP “Carrasco” hizo una travesía desde la Estación Científica Antártica Machu Picchu a su similar Presidente Eduardo Frei, de Chile. Luego, de la misma estación hasta Punta Arenas y viceversa, para la realización de operaciones en aguas antárticas, pruebas polares y visitas protocolares a otras bases científicas extranjeras.

La Estación Científica Antártica Machu Picchu se encuentra emplazada en la ensenada Mackellar de la isla Rey Jorge, una de las islas Shettland del Sur, en el extremo norte de la península Antártica. En el mismo lugar se encuentran las estaciones de Ferraz, de Brasil; Arctowski, de Polonia, y Jubany, de Argentina.

El BAP “Carrasco” cuenta con una ecosonda multihaz de aguas profundas -que le permite cumplir misiones entre 10 y 11 mil metros de profundidad-, una ecosonda de pesca para estudios biológicos con la finalidad de mensurar la abundancia de las principales especies de peces pelágicos y un sonar de barrido lateral que suministra imágenes digitales sofisticadas con alta resolución de la superficie del relieve submarino.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO