LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Sociedad

La Chicua: un ave y un lugar mágico de la selva peruana

La Republica
Henry Morales

Un lugar mágico escondido en la selva peruana donde predomina un ave protegida por los habitantes.

La Chicua, ubicado en la provincia de Rioja (región de San Martin), llegar a dicha localidad les tomará aproximadamente 30 minutos desde el distrito de Nueva Cajamarca, donde puedes tomar una bicicleta o moto lineal para llegar al Puerto río Soritor y luego cruzar en la balsa o bote el río Mayo.

En la selva amazónica son muchas las aves que cantan por todos lados. Los pobladores conocen a las aves por sus nombres y por sus coloridos plumajes, y la Chicua es una ave endémica de la zona y que le prestó su nombre para llamar a este lugar que forma parte del círculo turístico del Alto Mayo, donde sentirás el contacto con la naturaleza, te desconectarse de la tecnología y serás parte de ella.

Los nativos precisan que la Chicua es un ave peculiar y muy querida en este lugar turístico porque predice cualquier adversidad que se pueda presentar en el momento.

El canto de la Chicua -sostienen- tiene varias advertencias, ya sean positivas o negativas; dependiendo a la distancia entre el personaje y el ave o a la actividad que se está realizando. Por ejemplo: si el ave llega a cantar de manera eufórica cerca al poblador, este puede estar en peligro eminente y no podría lograr salvarse, debido a que el ave canta cuando está a segundos de suceder una tragedia. Sin embargo, también puede cantar de una manera diferente solo para dar a conocer su presencia en el lugar.

Esta ave tiene hasta tres cantos diferentes cuentan los lugareños: canto de peligro, cuando indica su presencia o cuando esta con otras aves.

“Ahora comprenderán porqué el canto del Chicua es para nosotros importante, ya que siempre nos avisa con su canto las buenas y malas noticias. Hay un grupo de pobladores que toma a la Chicua como un ave de mal agüero, ya que se cuenta que los brujos le cantan al diablo y los transforman por medio de rituales en aves malignas, ya que maldicen con su canto: Chicua… Chicua...”, narra un poblador identificado como Mariano Vela y quien te podrá contar más experiencias que ha tenido con estas aves.

Mariano les narrará también aquella ocasión cuando iba a cruzar el canal y se topó con un puente, un tronco antiguo que estaba echado y que serviría para cruzar al otro lado del río. “En el trayecto la Chicua canta… el puente se rompió y terminé por caer al canal”.

Pese a ello, la mayor preocupación de los pobladores es el desplazamiento de La Chicua producto de la depredación de los bosques y la tala ilegal de los árboles en la zona; sin embargo, en el fundo La Chicua, el ave ha encontrado un lugar donde vivir.

La chicua.