ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales

“¿Qué pasa en Perú que a todos los presidentes los meten presos?”

La Republica

Cuestiona Francisco. El Sumo Pontífice, en una reunión con los obispos en el Arzobispado, mencionó los casos de los ex presidentes Fujimori, Toledo, Humala y García.

Durante la conversación con los obispos en el salón arzobispal de Lima, el papa Francisco se refirió a la crisis política que vive nuestro país y cuestionó que algunos ex presidentes se encuentren involucrados en casos de corrupción.

“¿Qué pasa en Perú que cada vez que sale un presidente lo meten preso? Humala está preso, Toledo está preso (se halla prófugo), Fujimori estuvo preso hasta ahora y Alan García está que entro y no entro; y presos con rabia, ¿no? El sistema llama la atención”, comentó con extrañeza el Sumo Pontífice.

PUEDES VER Papa Francisco: PPK y el incómodo momento que pasó al despedirse del pontífice [VIDEO]

Esta inquietud nació tras la intervención del obispo castrense Juan Carlos Vera Plasencia, quien abordó la crisis política del Perú tras el pedido de vacancia del presidente Pedro Pablo Kuczynski, el cual no prosperó, y el reciente indulto al ex presidente Alberto Fujimori.

En privado

Este encuentro, transmitido por televisión, pero que debió ser privado por decisión de la Iglesia, contó con la presencia de todos los obispos del Perú.

La reunión fue presidida por el titular de la Conferencia Episcopal, Salvador Piñeiro, y el cardenal Juan Luis Cipriani, quien seguía muy serio la intervención del Papa, mientras el resto de obispos reían por los comentarios que hacía el Pontífice.

El líder de la Iglesia Católica se mostró muy pesimista sobre la política latinoamericana y pidió a los obispos que hagan lo que puedan para recuperar el valor de la honestidad.

“El problema de la crisis política es no solo del Perú sino de toda Latinoamérica (...). Hoy podemos hablar que gran parte de Latinoamérica sufre en su política una gran decadencia”.

Odebrecht es chiquito

En otro momento, Jorge Bergoglio citó el caso de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht, en el que están implicados varios gobiernos y candidatos de países de Latinoamérica y aseguró que 'es solo una parte chiquita'.

Y agregó que la política de la región está en crisis por la corrupción.

“Gana la oposición y acusa de corrupto a los anteriores. Vuelve la otra y acusa de corruptos a ellos y los dos tienen algo de razón. Entonces el juego político es muy difícil y a nosotros nos ponen en dificultad si queremos ser pastores, ¿cómo evangelizar el mundo de la política? No es fácil”, puntualizó.

Pidió a los obispos no rendirse y recordó que la denuncia no es la única arma, “también existe la persuasión” e insistió en que los obispos no descuiden este tema, porque es el futuro de la dirigencia del pueblo.

“Si caemos en manos de gente que solamente entiende el lenguaje de la corrupción, estamos fritos, y ahí sí que no tenemos la oportunidad de meterle aceite en las manos como el obispo ese”, dijo Francisco.

El obispo al que se refiere el Papa es un italiano que se encuentra en proceso de canonización.

Y explicó que era un obispo paternalista, ya que cada vez que ordenaba a un nuevo sacerdote “le metía aceite en la mano a montón”. “Se preguntarán porqué. Para que no se le pegue la plata”, acotó.

El Santo Padre habló luego sobre las cárceles, que en nuestro país están sobrepobladas. “Viven como animales y ahí mandamos a uno que empieza a robar una gallina para que aprenda la corrupción de la droga, es la escuela de corrupción”. 

Claves

Gasten la suela. Francisco alentó a los obispos a seguir el ejemplo de Santo Toribio de Mogrovejo, saliendo a las calles y gastando la suela de los zapatos para conocer a sus ovejas.

Frase. También se le ha criticado un comentario con las monjas contemplativas: "¿Saben lo que es una monja chismosa? El chisme es como una bomba (...)".