EE.UU: ¿Qué es un “ciclón bomba” y cómo se forma? [VIDEO]

La costa este de Estados Unidos viene sufriendo esta terrible tormenta invernal denominada "Ciclón Bomba" que ha dejado al menos 17 personas muertas.

4 Ene 2018 | 14:42 h

La costa este de Estados Unidos sufre un denominado “ciclón bomba", una tormenta invernal que podría alcanzar proporciones históricas. Un grupo de expertos aseguraron que podrían registrar temperaturas mínimas en Washington y Nueva York.  Al menos 17 personas han fallecido por causas relacionadas con las bajas temperaturas en Estados Unidos desde aquel día. 

PUEDES VER EE.UU.: “ciclón bomba” amenaza costa este y deja 17 víctimas mortales

El fenómeno, ya ha provocado que nevara por primera vez en tres décadas en Florida. Es por ello que en dicho estado del sur, en Georgia y en Carolina del Norte se declaró el estado de emergencia y los residentes fueron advertidos de que habrá rutas de hielo y temperaturas de congelación no comunes en la temporada.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos, emitió advertencias de ventisca desde Virgina hasta Maine, y se espera que áreas cercanas a Boston vena unos 30 centímetros de nieve esta tarde.

¿Qué implica esta terrible tormenta?

Un "ciclón bomba " se forma cuando la presión del aire cae rápidamente, señal de un fortalecimiento sorpresivo, de acuerdo con lo publicado por el diario The Washington Post.

Este fenómeno casi siempre se forma en invierno y sobre el mar, cerca de corrientes oceánicas calurosas, como la corriente del Golfo.

La fuerza del "ciclón bomba" depende de la presión del aire. Cuanto menor la presión, más fuerte la tormenta. Para que pueda ser calificada de esta forma, la presión debe bajar al menos 24 milibares en un día. Y cuando una tormenta se fortalece así de rápido, es señal de la cantidad de aire que es atraído a su circulación.

¿Cómo funcional el ‘ciclón bomba’ por dentro?

El aire que entra gira en espiral hacia el centro, se eleva y luego sale por la parte superior. Si es más el aire que sale que el que es chupado, la presión cae aún más y el sistema crece.

Los "ciclones bomba" se alimentan de la diferencia de temperatura entre la tierra fría y las aguas cálidas del Atlántico. Mientras se desarrollan y se someten a la "bombogénesis", estos fenómenos generan fuertes lluvias y nieve. Asimismo, pueden provocar inundaciones y ráfagas de vientos huracanados.

Te puede interesar