CIERRE DE CAMPAÑA POR ELECCIONES 2022 - Sigue los eventos principales por la Alcaldía de Lima
ELECCIONES MUNICIPALES 2022 - Conoce dónde votar este domingo 2 octubre
Sexualidad

Las mejores posturas sexuales para alcanzar el orgasmo femenino

Si te es difícil llegar al orgasmo, aquí te recomendamos algunas poses para practicar con tu pareja en el acto sexual, y que deberían empezar a usarlas en la rutina.

Tener un orgasmo suele ser complicado, pero con algunas poses se vuelve fácil. Foto: Unplash
Tener un orgasmo suele ser complicado, pero con algunas poses se vuelve fácil. Foto: Unplash
La República

Algunas mujeres y personas con vulva tardan en llegar al orgasmo durante las relaciones sexuales con sus parejas y esto puede traer problemas. Sin embargo, existen algunas posiciones para tener un clímax más intenso. Tal vez existen posturas que suelen ser complicadas al inicio, pero, con algo de práctica, será fácil.

Conoce aquí cuáles son las poses recomendadas para conseguir un orgasmo femenino.

Zig zag

Esta pose no es profunda y hace que la persona que penetra dure más tiempo dentro de ella. La mujer debe acostarse de espaldas, mientras que su pareja se ubica al costado. Ella debe colocar las piernas por su cadera para que el acompañante pueda penetrar. Esta postura brinda la posibilidad de estimular el clítoris y demás zonas erógenas.

Zig zag. Foto: Cosmopolitan

Sentaditos

Puedes empezar con esta postura porque no es complicada. La pareja debe sentarse en una superficie plana como la cama y tú debes estar sentada encima. Tendrás el control de llegar al orgasmo y, para que sea más placentero, debes mirarle a los ojos.

Sentaditos. Foto: Cosmopolitan

Atracón

Otra pose sencilla es el atracón, ya que se puede realizar en cualquier lado como la mesa, velador o hasta la cocina. Solo debes sentarte al filo de una superficie plana y enrollar las piernas en las caderas de tu pareja para que te penetre. La adrenalina de tener relaciones en otro espacio que no sea la habitación puede potenciar el placer.

Atracón. Foto: Cosmopolitan

La cucharita

Una postura básica durante el acto sexual. Solo debes acostarte con tu pareja, quien debe estar detrás de ti. La clave de llegar al orgasmo es que la persona debe empujar el pene o juguete sexual en la pared frontal de la vagina en vez de entrar y salir.

La cucharita. Foto: Cosmopolitan

Dragón

Esta postura no permite hacer muchos movimientos, pero es intensa y placentera para ambas personas. Solo debes echarte boca abajo con una almohada debajo del pubis y abrir las piernas. Tu pareja tiene que moverse solamente en círculos.

El dragón. Foto: Cosmopolitan

Gatita

Al igual que la pose del perrito, debes colocarte en cuatro y decirle a tu pareja que te agarre de las caderas por detrás. La única diferencia es que tú tendrás que marcar el ritmo.

Gatita. Foto: Cosmopolitan

Sofá caliente

Una postura inesperada para tu pareja, quien puede estar viendo la televisión. Debes sentarte encima de él y dejarte llevar. Uno de los beneficios que tiene esta pose es que puedes estimular el clítoris.

Sofá caliente. Foto: Cosmopolitan