RESULTADOS ONPE: - ¿quiénes serían los nuevos alcaldes de los distritos de Lima?
Sexualidad

Flujo vaginal: ¿cuándo es normal y cuándo deberíamos preocuparnos?

Los cambios en la secreción vaginal son normales; sin embargo, también existen flujos que pueden ser señal de preocupación. Te detallamos las diferencias de la mano de especialistas en el tema.

Entre los síntomas principales de una secreción atípica está el escozor y el mal olor en el flujo vaginal. Foto: unplash
Entre los síntomas principales de una secreción atípica está el escozor y el mal olor en el flujo vaginal. Foto: unplash
La República

Las secreciones vaginales son la mezcla de fluidos y células que se liberan a través de la vagina. Además, su color y volumen varían de acuerdo al ciclo menstrual de la persona, en su mayoría tienen un tono entre transparente y blanquecino. No obstante, una pregunta que suelen hacer las pacientes al acudir a las consultas ginecológicas es en qué momento el flujo vaginal es atípico y puede significar un problema.

Te damos algunas recomendaciones de especialistas en salud para poder diferenciar las secreciones anormales y saber cuándo acudir al ginecólogo para tratar alguna posible infección.

¿Cuándo es normal un flujo vaginal?

“La vagina tiene un componente de tejido epitelio mucoso. Este tiene glándulas que hacen la producción de secreciones y de lubricación, que muchas veces la paciente reporta como flujos. Se puede considerar normal mientras este sea transparente, ligeramente blanquecino, pero que no cause picazón, mal olor, ni incomode a la paciente a excepción de que pueda sentirse más lubricada o más húmeda”, comenta en diálogo con La República Katherine Sedano, ginecóloga de la Clínica Internacional.

Asimismo, la especialista resalta que este flujo cambia de acuerdo a la etapa en la que se encuentre la persona. “También varía en cantidad de acuerdo al momento del ciclo menstrual, siendo la mitad del ciclo, cuando hay la ovulación, la mayor lubricación”, señala.

Lazy loaded component

¿Cuándo se considera una secreción anormal?

Un flujo vaginal anormal se da cuando se producen síntomas como mal olor en las secreciones y escozor en los genitales. “Cuando la paciente refiere muchas molestias, tipo picazón, ardor, prurito vaginal —hormigueo o irritación de la piel que provoca escozor en la zona—, una secreción o descarga vía vaginal pero de color amarillento, verduzco o tipo requesón, como queso rayado. Esto por lo general ya es producto de una infección debido a varios microorganismos, entre ellos podrían ser hongos, bacterias y temas de infecciones de transmisión sexual”, indica la ginecóloga Sedano.

En esa línea, Mónica Naranjo, Médico Gineco-Obstetra, señala que en caso de infecciones vaginales “los síntomas principales suele ser la secreción vaginal que puede ser de color blanca como leche cortada o una secreción grisácea con un olor fuerte”, indica la especialista a este diario. “Es diferente al flujo que la paciente habitualmente ve”, recalca.

Tipos de flujo vaginal. Foto:oncogyn.com.pe

¿Por qué se dan las secreciones anormales?

El flujo anormal puede ser producto de una infección vaginal o causada por alguna ETS o infección de Transmisión sexual.

“Dependiendo de la infección vaginal van a cambiar las causas, por ejemplo, la más frecuente es una infección por cándida, que es un hongo y esta puede ser producida por el aumento de la humedad y el calor. Otro tipo de infección vaginal es la que se da por bacterias, que está asociada con las actividades sexuales”, afirma la especialista en ginecología, Mónica Naranjo.

Foto: Unsplash

“Es importante que la paciente que presenta síntomas acuda a su médico ginecólogo para poder ser evaluada y mediante un examen de especuloscopia y un examen físico se pueda determinar cuál es el agente probable que causa esta infección vaginal para el tratamiento oportuno”, recomienda Katherine Sedano, ginecóloga.

Tras la revisión médica se podrá brindar el mejor tratamiento para la paciente. “El tratamiento de las infecciones vaginales va depender de cuál es la causa, es diferente el tratamiento de una candidiasis vaginal que de una vaginosis bacteriana”, concluye Naranjo.

Lazy loaded component