¿Dolor durante las relaciones sexuales?: síntomas, causas y posibles tratamientos

La República

larepublica_pe

22 Dic 2019 | 18:55 h
Síntomas, causas y posibles tratamientos de la dispareunia. Foto: difusión.
Síntomas, causas y posibles tratamientos de la dispareunia. Foto: difusión.

La intimidad debe ser placentera y no dolorosa. Conoce las posibles causas que estarían provocando dolor durante el coito, conocido también como dispareunia.

Lo mejor de las relaciones sexuales son las caricias, los besos y las palabras, pero ¿qué ocurre cuando a pesar del todo este preludio, el coito se vuelve doloroso hasta desvanecerse esas ganas de tener un inolvidable encuentro con tu pareja?

Dispareunia, ese es el nombre del trastorno asociado a las relaciones sexuales dolorosas para la mujer, que las afecta causando que se reduzca su deseo sexual e incluso tengan temor de tener intimidad.

PUEDES VER Relaciones sexuales: ¿Podrías quedar embarazada si tienes intimidad durante la menstruación?

En una encuesta hecha en Estados Unidos en 2012, 1 de cada 5 mujeres aseguró que presentaba un dolor o molestia vulvares en los últimos 30 días. En tanto, el 30% de las féminas en una estudio del 2012 dijo que tuvo dolor durante su último encuentro sexual.

Síntomas de la dispareunia

La dispareunia se caracteriza por el dolor, ardor, molestia o escozor que siente la mujer al inicio, durante o al finalizar el sexo. Del mismo modo, presenta dificultades persistentes en la penetración vaginal.

Las mujeres también presentan un intenso temor antes de los encuentros sexuales, por lo que intentan evitarlos.

Lazy loaded component

Posibles causas de la dispareunia

Las causas del dolor durante la intimidad son variadas: desde ginecológicas hasta psicológicas.

“No hay un perfil de mujer que tenga más opciones a sufrir dispareunia que otra, pues las causas de esta dificultad pueden ser de diversa naturaleza, algunas de ellas físicas o médicas ante las cuales cualquier mujer puede estar igualmente predispuesta”, explica la psicóloga y sexóloga, Ana Belén Carmona.

Infecciones o inflamaciones: Las inflamaciones vaginales pueden ser la causa de contracciones dolorosas de los músculos pélvicos o ardor durante la penetración. Esta situación puede ir acompaña de un exceso de flujo vaginal (leucorrea), fiebre o metrorragia.

Vulvodinia: La vulvodinia es una molestia o un dolor crónico en la vulva. Tanto es así que la irritación y el ardor asociados a esta infección pueden causar tanta molestia, que se hace hasta impensable el tener relaciones sexuales.

Este trastorno se maneja con abordajes psicológicos, hasta terapia del piso pélvico y vestibulectomía o una cirugía que elimina el tejido doloroso a lo largo de la vulva.

Endometriosis: Esta afección provoca que las células que recubren el endometrio crezcan en localizaciones extrauterinas, dentro de la cavidad pélvica, que finalmente causan sangrado, dolor punzante o calambres hasta días después del acto sexual.

Trastorno de penetración: Este trastorno se encuentra relacionado a algún episodio de trauma sexual. Es una enfermedad que comprende espasmos vaginales dolorosos cuando algo ingresa a la vagina.

Atrofia vulvovaginal: Esta afección ocurre debido a la ausencia de estrógenos, que afecta hasta al 50% de las mujeres posmenopáusicas.

Atrofia vaginal: Varios estudios sostienen que el dolor a las relaciones sexuales ocurre durante la menopausia, debido a que las mujeres producen menos estrógenos, la hormona que ayuda a asegurar la lubricación vaginal y a mantener el revestimiento de la vagina flexible y grueso.

Existen terapias vaginales con estrógenos que atenúan las molestia, al igual que productos como los humectantes vaginales y el uso de lubricantes a base de silicona durante el coito.

Vale precisar, que diversos estudios concluyen que el uso de píldoras anticonceptivas y de tampones también puede ocasionar dispareunia. Además recuerda que si se debe a causas psicológicas, con terapias sexuales hay diversas formas de afrentar esta situación que afecta a miles de mujeres.