¿Por qué sufrimos tanto cuando termina una relación amorosa?

grupo larepublica
Plataforma_glr
h

Estar enamorado es casi como estar bajo los efectos de una droga, por lo que acabar con el vicio es complicado. 

El neurólogo británico Dean Burnett ha decidido explicar por qué las personas sufren tanto cuando una relación amorosa se rompe, o, en otras palabras, ¿por qué se rompe nuestro corazón?

PUEDES VER: Mia Khalifa publica en Twitter imagen del 'amor de su vida' | FOTOS

En su libro Idiot Brain (Cerebro idiota), Burnett explica que lo que precisamente lo que se rompe no es tanto el corazón, sino el cerebro, el cual está acostumbrado a recibir una serie de estímulos durante el amor -los que enganchan tanto como una droga-, por lo que acabar con este vicio es complicado.

“Estar enamorado parece elevar la actividad de la dopamina en el cerebro, lo que significa que al estar con nuestra pareja experimentamos placer, casi como si se tratara de una droga. Y la oxitocina, llamada a veces “la hormona del amor”, también parece ser elevada en las personas que tienen una relación, y que se ha asociado con la confianza y la conexión con las personas”, afirma el especialista.

Asimismo, indica que “el cerebro, en respuesta a esos estímulos profundos e intensos, se engancha con ellos. Y luego de que la relación termina, considerando que el cerebro invierte energías en el mantenimiento de la relación, todos los cambios que sufre le afectan”.

Burnett manifiesta, además, que hay estudios que demuestran que una ruptura amorosa activa las mismas regiones del cerebro que procesan el dolor físico.