Javier Diez Canseco: “El pleito gira hoy centralmente en el primer ministro Óscar Valdés”

Plataforma_glr
28 Ene 2012 | 23:25 h

Rosa María Palacios.

La Santa Alianza, ¿existe? Nos hemos enterado por boca del presidente Humala que no existe una alianza Gana Perú. ¿No existe?

La alianza Gana Perú política, existe, está suscrita, está firmada. Tiene diez puntos programáticos de acuerdo y establece una alianza de gobierno, expresamente, hasta el 2016. Nuestro acuerdo es de mantener una acción unitaria en el Congreso hasta el 2016, se gane o se pierda.

¿Este es un documento firmado con el Partido Socialista?

Es un documento firmado  por el Partido Socialista, el Partido Comunista, el Partido Socialista Revolucionario, Voz Socialista y Lima Para Todos, con la representación del Partido Nacionalista y su personero legal.

¿Y qué pasó? ¿El Presidente lo olvidó?

Alianza electoral registrada ante el Jurado no hay. Lo que hay es este documento privado de entendimiento de las fuerzas políticas que explica la participación activa en la campaña en la que, sin duda, la fuerza central fue el Partido Nacionalista. Era la fuerza principal y   la que tenía la representación legal. Pero el cambio de nombre tiene que ver también con facilitar esta alianza, porque obviamente había  sectores que no se identificaban como “partido nacionalista”.

Ese documento privado parece ser desconocido por Ollanta Humala. En una entrevista a EFE, antes de partir a España, dijo: “¿Perdón? Los señores han sido invitados a postular con el PNP”. Lo cual es ¿formalmente cierto?

Legalmente sí.

Entonces, el documento que usted señala no parece tener valor, ¿no?

No es exacto el enfoque. Inclusive los diferentes miembros de la bancada aportamos una cotización mensual.

¿Hoy?

Hoy, por supuesto.

Que va a dónde.

Entiendo yo que va al Partido Nacionalista, por lo que yo entendía era Gana Perú, hasta que vino esta disposición de una instancia de elección interna que señaló que el Partido Nacionalista requería refuerzos para fortalecer su partido, lo cual me parece absolutamente válido, pero que eso implicaba que había que devolver los locales que tenía Gana Perú al Partido Nacionalista. Lo cual implicaba en términos concretos no poner énfasis en la unidad de fuerzas que hicieron la alianza fundamental que permitió participar en el proceso, ganar la primera vuelta  y desarrollar esta experiencia. Por supuesto a nosotros, y lo transmitimos así, nos parecía y nos parece un grave error no fortalecer el bloque que postuló, porque las personas que van a un puesto y son elegidas tienen un compromiso con los que postularon que no se acaba al día siguiente de la elección. Ese es uno de los cambios que tiene que haber en la ley de partidos.

¿Qué están logrando manteniéndose dentro de la alianza? La propuesta económica de la izquierda no va a ser ejecutada. El Estado empresario, el Estado con un rol no solo regulador es una propuesta abandonada por Ollanta Humala.

Bueno, yo tengo dudas respecto a eso hoy.

¿Ah sí?

Tengo dudas. Creo que, por ejemplo, el fortalecimiento de Petroperú es una medida de carácter estratégico.

Pero yo creo que se la han contado también como el cuento del autogravamen, congresista. Están vendiendo el 20% de Petroperú en bolsa. ¿Eso no es privatizar?

Nosotros mismos hemos propuesto que se coloque el 20% de las acciones, primero porque eso ayuda a dar transparencia, eso le da liquidez a la empresa, pero el Estado no pierde el control sobre la empresa. A diferencia de la propuesta de García, que era vender hasta 80%, la propuesta aquí es colocar en bolsa hasta 20%, lo que convierte a Petroperú en una empresa que se integra verticalmente y que va desde la explotación hasta la distribución.

Pero hasta ahora de eso no hay nada, congresista.

Han pasado muy pocos meses, hay un acuerdo con Petrobrás. Vamos a participar como Estado en el proceso de construcción del ducto de la asociación, en el proceso de la petroquímica, en el proceso de los acuerdos con PDVSA.

¿Y eso para usted sería más que satisfactorio?

No, no es que sea más que satisfactorio, yo creo que una empresa no se potencia de la noche a la mañana. Hay que reponer también funcionarios con capacidades, llegar a acuerdos para reabrir áreas y gerencias que han sido cerradas. Con Electroperú está en proceso un trabajo similar que apunta a reactivar en este terreno. Pero indudablemente hay otras cosas que no han ocurrido. Por ejemplo, habiéndose declarado inconstitucionales los decretos de urgencia 01 y 02 del 2011, no se ha tocado el tema del muelle norte en el Callao, a pesar de que ese muelle terminó licitándose o concesionándose a través de un procedimiento que facilitó este decreto constitucional.

En conclusión, ¿usted está contento, satisfecho con el manejo económico del gobierno hasta hoy?

Yo diría que hay de cal y hay de arena.

¿Se va a ir por las de cal?

Mire, yo creo que la gestión económica del gobierno está obviamente a la derecha de lo que nosotros, como Gana Perú, como colectivo, acordamos. Y está inclusive, en mi opinión, a la derecha de lo que acordó la hoja de ruta en este terreno. Entonces, este es un tema en debate, la discusión es: ¿nosotros frente a una situación de este estilo debemos dejar la cancha? ¿Debemos abandonar la cancha para que la ocupe quien está interesadísimo en ocuparla y está entrando por la ventana a donde no pudo entrar por las ánforas?

¿Quién? ¿Cree usted que es el fujimorismo?

No solo el fujimorismo, creo que está también el movimiento de PPK, y creo que están los sectores que fueron clara y  diferenciadamente derrotados en este terreno.

Se queda a pelearla, pero la pelea puede durar un tiempo largo. Sin embargo, ya usted escribió hace poco en su columna en LR que el Partido Nacionalista anunció que el 2014 y el 2016 va solo.

Eso nos lo anunció directamente, como lo ha hecho público Rosa Mavila, el Presidente a la bancada elegida después de la segunda vuelta y antes de asumir el gobierno. Y eso abre una intuición que es lógica, ‘aquellos que estamos en esa bancada y en las fuerzas que han participado en el proceso, que no somos parte del PNP aunque mantenemos una alianza con ellos, tenemos que tener una representación y una voz propia’. Y eso implica articular  una corriente de opinión en el interior de este bloque que represente esas posturas que no solo son de izquierda, yo diría también de centro izquierda, sectores progresistas, descentralizadores.

¿Un frente de izquierdas?

Sí, pero más allá de las izquierdas yo lo llevaría hasta sectores de centro izquierda, sectores descentralistas, partidos regionales que están en una visión común de país y que pudieran tener un ideal común. Y en el caso del Congreso, una agenda parlamentaria para proponer al interior de Gana Perú.

¿Pero eso será después de o durante este periodo parlamentario?

No, yo creo que es ahora. Creo que este proceso se abre ahora para discutir temas fundamentales, por ejemplo, la concentración de la propiedad de la tierra, si se establecen límites, si se colocan impuestos. Dicho sea de paso, el impuesto a la tierra está en la Ley de Tierras y nunca se ha reglamentado ni se ha aplicado. Tenemos asuntos que tienen que ver con el fortalecimiento de empresas estratégicas. Y tenemos también temas que resultan fundamentales y que derivan de algunas posiciones asumidas por el primer ministro Valdés que resultan, para muchos de nosotros, realmente inaceptables.

La hoja de ruta estableció que no habría ningún impuesto nuevo, salvo el autogravamen a la minería. Y la propuesta de la izquierda es una mayor redistribución de la riqueza, por lo tanto, salvo que haya mayor eficacia en la recaudación –que siempre es posible– o mayor crecimiento, no hay de dónde sacar más de lo que hay hoy.

Eso es lo que está aplicando ahora el ministro Castilla, por eso es que la presión tributaria de este año es casi idéntica a la presión tributaria del año anterior, quince y pico por ciento del PBI.

Por eso, no habrá más. ¿Ese no es un compromiso de la hoja de ruta?

Sí, pero el que haya un compromiso en la hoja de ruta no significa que no se pueda debatir ante las circunstancias en el propio Congreso, la necesidad de una reforma tributaria que permita que el Perú recaude más. No hay ningún país desarrollado o en vías de desarrollo con eficacia que tenga un nivel de recaudación tan ínfimo como el que tiene el Perú. Se puede ampliar por supuesto haciendo que tributen nuevos sectores que no tributan, enfrentando evasión y elusión.

Pero no hay posibilidad de incrementar más tasas.

En el tema minero yo creo que hay posibilidades. Y en las industrias extractivas también.

¿La hoja de ruta dice eso?

Bueno, por ejemplo hay sectores sobre los cuales yo no tengo por qué mantener un conjunto de exoneraciones o privilegios tributarios porque han tenido más de diez años o quince de desarrollo sostenido y apoyado con pagos al impuesto muy generosos.

Yo me alegro mucho que desde la izquierda se quieran abolir exoneraciones tributarias. Eso es novedad.

HUMALA Y SU BANCADA

Entiendo que incluso el presidente Humala se ha reunido con su bancada, pero no con toda la bancada.

Nosotros hemos tenido la semana pasada, si no me equivoco, una reunión con toda la bancada, todo el gabinete. El presidente y la vicepresidenta.

¿Se limó alguna aspereza?

Lo primero que hubo es un planteamiento de abrir un proceso, y eso es lo que está comprometido. Abrir ese proceso. En ese proceso los sectores que no somos del Partido Nacionalista participamos como participan los miembros del gabinete, varios de los cuales, estoy absolutamente seguro, no votaron por Humala en segunda vuelta (risas).

En el caso Chehade, yo entiendo sus razones para no ir a votar, también entiendo las razones de Rosa Mavila, pero ¿no cree usted que ha tenido que pagar un precio muy alto por pertenecer a esa bancada? Ese no es su perfil. Su perfil no es el del hombre que no va a votar.

A ver, yo en primer lugar encaré una situación de salud real que fue previa a la sesión. No surgió el día de la sesión. Que me tuvo en ese momento inmovilizado. Yo he tenido dos fracturas de caderas, una de rodilla, y encaraba un problema. Aun así, hubiera podido decir ‘bueno, paso por encima de todo’ pero yo creo que si usted revisa la acusación de Marisol Pérez Tello se dará cuenta de que la acusación es francamente inconsistente. Es una acusación en la cual lo mínimo que hay que hacer es establecer una relación entre el patrocinador y el patrocinado. Esa relación no está establecida.

Sí está establecida, pero en fin. Atacar la acusación es una forma elegante de salirse de un tema de corrupción.

Yo creo que la fiscalía debe continuar la investigación sobre el tema de Andahuasi.

No puede.

Sí, puede sobre su patrocinio.

No puede sobre Chehade. Pero sí sobre su hermano, sobre Wong, sobre todos los demás.

Claro y sobre esa base la fiscalía puede solicitar nuevamente al Congreso que…

Solo dentro de  un año  y por nuevos hechos.

Por nuevos hechos, correcto. Yo creo que no hay hechos adecuadamente probados en la acusación y a mí me parece un error presentar una acusación que se desmorona a la vuelta de la esquina.

Congresista, usted ha presentado acusaciones por menos que se han desmoronado en el Poder Judicial. Pero por mucho menos.

Yo he presentado acusaciones que han metido presos a muchos, hay acusaciones que han perdido, sí por supuesto.

¡Montones! Usted tiene un perfil inquisidor. ¿Y en este caso no?

Yo creo que aquí habría que diferenciar dos cosas: el tema ético, que incluía la renuncia a la vicepresidencia, y el tema delictivo. Creo que sobre el tema delictivo, la comisión, la subcomisión de acusaciones no ha aportado absolutamente nada.

¿No le presionaron?

No. En eso sí con toda franqueza…

¿No le pidieron que vaya?

No me presionaron para nada.

¿Que no se presente?

No. Yo una cosa tengo clara: opero dentro de los límites que creo que son aceptables al desarrollo de mis principios y de mis puntos vista. Pero yo no he recibido una consigna determinada en este terreno. No la he recibido.

¿UNA RELACIÓN AL LÍMITE?

Ollanta Humala tiene 60% de aprobación y le está yendo muy bien. Él se puede sentar con usted y decirle "pero, Javier,  qué voy a cambiar si nos está yendo estupendo. Hemos prometido reducir la pobreza extrema al 2016 a 5%. Nunca el Perú va a tener menos pobres extremos que en este gobierno. ¿Qué quieres que cambie?".

Si la pobreza la medimos, la extrema pobreza la medimos por el dólar diario de ingreso es muy fácil producir un cambio, pero en realidad no cambia la situación de pobreza, y sobre todo no cambia la situación de iniquidad. La profunda iniquidad que hay en el país, y mira Chile los problemas que tiene por iniquidad más que por pobreza extrema extendida.

Pero se acaba la miseria.

Yo creo que esa es un objetivo en el que no podemos discrepar.

Por eso. Entonces le diría "¿qué más me pides, Javier?".

Pido que haya menos desigualdad, yo pido que haya derechos laborales, yo pido que haya trabajos decentes.

En resumen: ¿mejor adentro que afuera?

Yo creo que nosotros hemos ganado el derecho a jugar el partido, ¿correcto? No tenemos por qué abandonar el partido porque digan "no nos gusta este tema". Si lo que encontramos en el partido es que hay un juego lleno de fauls, patadas, efectivamente, y árbitro comprado que nos expulsa, bueno es un tema que habrá que evaluar. Pero que las izquierdas, los sectores progresistas, descentralistas y regionalistas tienen que tener una voz propia en este proceso y un planteamiento específico que apunte decididamente a retomar la bandera de la refundación de la república para mí es un tema ineludible.

Entonces, finalmente, estamos cambiando el eje de la crítica. El pleito no es con Ollanta Humala el pleito es con su primer ministro.

El pleito gira hoy centralmente alrededor del primer ministro, y el Presidente debe definir la relación que tienen estas propuestas del primer ministro con su planteamiento político.

“SÍ, PODRÍAMOS, EFECTIVAMENTE, INTERPELAR AL PRIMER MINISTRO VALDÉS”

En el tema político, vamos a la figura del primer ministro Valdés. El tema de la CVR ha generado polémica.

A mí me parece un agravio a los familiares de las víctimas que se diga que han teatralizado en la presentación de sus testimonios, porque alguien que ha perdido a su familia o a un familiar muy cercano y que llore o se le quiebre la voz cuando explica y replica escenas brutales vividas en ese periodo no está teatralizando nada. Está exteriorizando un sentimiento y una emoción que es absolutamente humana y justa. Pero el señor Valdés ha tenido otras expresiones preocupantes y hay temas que se tienen que resolver aún en ese terreno. Por ejemplo, se mantiene vigente el Decreto Supremo 051 dado por el gobierno anterior que regula las indemnizaciones a las víctimas de la violencia y que es realmente una burla. Son diez mil soles por familia. Cinco mil para la mamá o el papá. La mamá tiene que acreditar 65 años y el papá 80 para recibirla. Lerner planteó modificar esto. El decreto no ha sido derogado.

¿Podrían interpelar al ministro Valdés desde su propia bancada?

Sí, podríamos, efectivamente, interpelarlo. También podríamos invitarlo. Yo he planteado la invitación al ministro. Tengo mociones presentadas en ese terreno para que vengan a explicar determinados asuntos. Y también he cursado documentos al gobierno para que explique si determinadas declaraciones son asumidas por el gobierno como gobierno. Porque evidentemente generan una situación bastante complicada en la relación política en este campo.