EN VIVO - Perú vs. Colombia: sigue las incidencias del partido por la Copa América 2021

Testigo clave Arana Franco pide garantías para su vida

Plataforma_glr

Ex director de Academia César Vallejo reclama beneficios de colaboración eficaz. Abimael Guzmán y Elena Iparraguirre inician huelga de hambre

TESTIGO ESPECIAL. Arana Franco el día de su presentación a la prensa, luego de su captura durante la intervención de la academia preuniversitaria César Vallejo.

Huelga de hambre

Abimael Guzmán y Elena Iparraguirre se declararon en huelga de hambre en sus celdas de la Base Naval del Callao, en protesta por la restitución de los locutorios para recibir a sus visitas y las restricciones al contacto con su abogado.

Los presos senderistas en los demás penales del país se plegarían a la medida de fuerza a partir de hoy. Además, del restablecimiento de los locutorios, consideran que el mensaje del presidente Alejandro Toledo interfiere en sus juicios.

La huelga de hambre pondría en peligro la continuidad del juicio público a Abimael Guzmán y la cúpula senderista, por el caso de la Academia César Vallejo que debe continuar este viernes. Otros procesos judiciales podrían correr la misma suerte.


TESTIMONIO QUE CONDUJO A GUZMÁN • Ex director de Academia César Vallejo reclama beneficios de colaboración eficaz • Abimael Guzmán y Elena Iparraguirre inician huelga de hambre • Vocal Dante Terrel continuará al frente del juicio a cúpula de SL.

César Romero.

Luis Alberto Arana Franco, el arrepentido ex profesor de la academia César Vallejo, que permitió la captura del cabecilla de Sendero Luminoso (SL), Abimael Guzmán, está abandonado en el Perú y teme sufrir un atentado contra su vida.

Al contrario de lo que dice la leyenda que rodea su participación en la captura de Guzmán, que lo ubicaba en el extranjero con nueva identidad, el gobierno de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos nunca le completó los beneficios que señala la ley.

Arana, quien salió en libertad, debía recibir una nueva identidad para él y su familia así como los medios económicos y materiales para salir del país a fin de establecerse en el exterior. Sólo le dieron un nuevo nombre, pero el proceso de cambio de identidad está inconcluso.

Desde 1992, Arana recibe eventualmente apoyo económico, por lo que ahora existe el riesgo de que no ratifique sus declaraciones en caso no cuente con una compensación periódica.

Testigo en apuros

Arana Franco no es el único arrepentido que está abandonado y temeroso de sufrir un atentado.

El propio Alberto Arana ha revelado su crítica situación en documentos entregados personalmente a la Defensoría del Pueblo, la Sala Antiterrorista y la Comisión de Evaluación de la Ley de Arrepentimiento (CELA), en los últimos días.

Demanda una urgente protección para él y su familia, así como la conclusión de los trámites para cambiar su identidad, la de su esposas e hijos. Pese a los años transcurridos, mantiene su pedido de salir del país.

En la actualidad camina por las calles de Lima con otro nombre, que es lo único que recibió durante estos años. Sin embargo, relató a las autoridades, esa nueva identidad se ha convertido en un problema para su subsistencia.

Explicó que con la nueva identidad carece de profesión, estudios, bienes materiales y ni siquiera esposa e hijos; en otras palabras, sólo existe en un documento.

Agregó que en una oportunidad le ofrecieron darle pasaportes con nueva identidad para él y su familia a fin de sacarlo del país, pero le pidieron viajar a Puno para recibirlos, por lo que no aceptó al temer que intentaran asesinarlo pues no le explicaron por qué no le podían dar esa ayuda en Lima.

Vamos a ayudarlo

En medio del hermetismo con el que se maneja este caso y la reserva que señala la ley, el presidente de la Sala Penal Nacional, Pablo Talavera, y el director de la CELA, Julio Quintanilla, confirmaron los pedidos presentados por Arana.

"La Sala ha informado de esos pedidos a las autoridades competentes para que se adopten las medidas", indicó Talavera. Mientras que Quintanilla precisó que se están dando los pasos para "darle protección y seguridad".

"Arana Franco está preocupado por su situación, vamos a brindarle las garantías que solicita y se le dará el apoyo legal para ver su caso dentro de lo que señala la Ley", subrayó Quintanilla.

La CELA, creada por el actual gobierno para atender a los colaboradores con la justicia, representará a Arana Franco en los procesos judiciales en los que se requiera su participación y le buscará la ayuda correspondiente.

¿Quién es Arana Franco?

Luis Alberto Arana era conocido como "Sotil" por los agentes de la Policía Antiterrorista desde 1990 cuando empieza a colaborar con las autoridades, permitiendo en setiembre de 1992 la detención de Guzmán.

También conocido en las filas senderistas como Abel, "Sotil" integraba la célula de dirección del Grupo Especial de Trabajo, dependiente del aparato de logística de Sendero Luminoso. Se encargaba de dirigir la academia preuniversitaria César Vallejo, de donde obtenían recursos para entregar 20 mil dólares mensuales que servían para la manutención de Guzmán y el Comité Central de SL

El coronel PNP (r) Benedicto Jiménez describe de la siguiente manera a Arana Franco en su libro "Inicio, Desarrollo y Ocaso del Terrorismo en el Perú": Sotil era un hombre sentimental y muy reflexivo, como empresario acomodado, relativamente libre de la rígida disciplina senderista, carecía de la dureza que demostraban los otros dirigentes. La certeza de una pena de cadena perpetua y la separación de su esposa y de su hijo recién nacido, a quienes adoraba, le resultaba insoportable".

Y sobre la importancia de su colaboración para desarticular SL, el mismo Jiménez refiere: "El 22 de junio de 1992, la División Contraterrorista 1 toma la decisión de matar "la gallina de los huevos de oro" y pone punto final a la operación Huascaura, que se desarrollaba con altibajos desde agosto de 1990 cuando se ubica al camarada Abel (Arana Franco)".

Testimonios relevantes

La protección de éste y otros testigos que colaboraron para terminar con el terrorismo es vital ahora para los nuevos juicios que se tienen que realizar a las cúpulas de SL y MRTA, por lo que el Estado haría bien en atender sus pedidos y darles seguridad a sus familias.

Cabe indicar que pese a la falta de protección y apoyo del Estado, y sus temores personales, los arrepentidos continúan colaborando con los nuevos procesos y asistiendo, bajo identidad protegida, a los juicios, como sucedería con Arana cuando sea citado para declarar contra Guzmán y la cúpula senderista en la Base Naval del Callao.


Terrel prosigue al frente de Sala

El vocal superior Dante Terrel seguirá al frente del tribunal que juzga a Abimael Guzmán. Las autoridades judiciales concluyeron que no se le puede cambiar sin afectar el desarrollo normal del juicio.

Sin embargo, aún es posible insistir en la inhibición, pero sólo lo puede pedir la fiscalía y queda a la voluntad del juez hacerlo. Tanto, si Terrel acepta o no, será la Corte Suprema la que tenga la última palabra. Mientras, el juicio seguirá su curso.

El presidente de la Sala Penal Nacional Pablo Talavera y la vocal Jimena Cayo ratificaron su apoyo a Terrel. Cayo indicó que no se le puede acusar de inexperiencia por tener 6 meses en terrorismo, porque igual se pudo decir de los jueces anticorrupción cuando comenzaron su trabajo, y no fue así.

Talavera explicó que Terrel llegó a la audiencia disminuido por una publicación periodística y por un problema interno, que alteró lo que se planificó para esa audiencia.