Murazzo acepta vínculo con testaferro de mafia

Plataforma_glr

@larepublica_pe

04 Jul 2005 | 14:00 h

SE LE COMPLICA. El ministro insiste en que no recibió dinero de empresario ligado a Montesinos, pero acepta conocerlo.

Precisiones

CONTRAATAQUE. Una denuncia penal ante el Ministerio Público por los delitos de difamación agravada y contra el honor presentó ayer el ministro Félix Murazzo contra los periodistas de La Ventana Indiscreta, Cecilia Valenzuela, Gerónimo Centurión y Alexa Vélez.
ESTÁN TODOS. Incluyó también al mayor PNP (r) Juan Gavidia Becerra y a la testigo Gisella Niño Paz. El ministro del Interior Félix Murazzo pide una indemnización de 100 millones de soles.


NO CONVENCE • Ministro del Interior admitió que conoce a empresario de la red de Montesinos.
• Pero dice que desconocía su relación con socio de Fujimori.

María Elena Hidalgo.

Al ministro del Interior Félix Murazzo Carrillo no le quedó más remedio que aceptar que conoce al empresario Mario Delgado Vásquez. Se trata de un proveedor del Ejército favorecido con contratos millonarios de construcción de viviendas durante el fujimorato, y fue además quien le vendió una casa a Karelia Montesinos Torres, hermana del ex asesor presidencial casada con el general (r) Luis Cubas Portal, miembro de la cúpula militar montesinista.

Murazzo desmintió, sin embargo, que Delgado le haya entregado tres sobres con US$ 20 mil cada uno, como afirmó la ex secretaria del empresario, Gisella Niño Paz. Ella asegura que se encargó personalmente de efectuar la entrega. Pero el ministro aceptó que, siendo jefe de la Interpol, viajó a Corea del Sur en compañía del empresario, quien se encuentra sometido a un proceso por corrupción al haber perpetrado el delito de encubrimiento.

El titular del Interior, en lugar de ofrecer una explicación más convincente sobre su relación con el notorio amigo de la familia de Montesinos y empresario favorito de la cúpula militar, las emprendió contra el programa La Ventana Indiscreta que difundió el testimonio de la secretaria Gisella Niño.

“Es un infundio malsano”, dijo Murazzo al referirse al reportaje.

Enfático el ministro rechazó haber ordenado al mayor Juan Gavidia, cuando éste era jefe de Investigaciones de Interpol, que ayudara al empresario Mario Delgado y a su secretaria Gisella Niño a obtener pasaportes y visas para Italia, como afirmaron Gavidia y Niño.

“Si gestionó visas para Mario Delgado y Gisella Niño, el mayor Gavidia lo hizo por cuenta propia y sin consultar con el comando. Yo niego haber dispuesto que Gavidia los ayudara”, dijo Murazzo.

El ministro admitió haber conocido a Delgado en 1997, cuando éste le compró un talonario de rifas de la Policía Nacional, en circunstancias en que Murazzo seguía un curso en el Instituto de Altos Estudios Policiales (Inaep).

Murazzo dijo que luego recordó ese gesto de Delgado y lo convocó para que formara parte del Comité Cívico de la Interpol, grupo que entrega donaciones a la institución. Mostrando fotocopias de recibos de agua, luz y teléfono, Murazzo también desmintió a Gisella Niño. Ella sostuvo que por un tiempo el empresario Delgado sufragaba los gastos de los servicios domésticos de Murazzo.

“Yo no sabía que Mario Delgado Vásquez tenía relación con Vladimiro Montesinos, ni que era su testaferro”, arguyó Murazzo: “No sabía nada de eso”.

No obstante que es la segunda vez que se revelan indicios de la presunta relación de Murazzo con la red de Montesinos, el ministro afirmó que no renunciará al cargo. “No lo hago porque no soy culpable”, dijo.


Delgado dice que el general le dio la espalda

pasaporte