Política

Aunque se disculpa, Pedro Castillo sigue bloqueando labor de la prensa

Alerta. Presidente intentó justificar su descalificativo en contra de los periodistas y siguió evadiendo las preguntas que le hacían. Esta vez usó un cerco policial para que reporteros no le pregunten.

Resguardado. El nivel de seguridad del presidente Pedro Castillo se intensificó en las actividades de ayer, lo que no impidió que se acerque a la población. Foto: difusión
Resguardado. El nivel de seguridad del presidente Pedro Castillo se intensificó en las actividades de ayer, lo que no impidió que se acerque a la población. Foto: difusión
Daniela Mercado

Si hay alguna situación por la que se haya herido parte de la susceptibilidad de la prensa, pido las disculpas correspondientes”, dijo el presidente Pedro Castillo a TV Perú, canal oficial del Estado, desde Huarochirí; sin embargo, mientras lo decía, reporteros de otros medios de comunicación eran cercados con un conjunto de rejas para impedir que se le acerquen.

Esa maniobra se había repetido horas antes, aunque de forma más improvisada, cuando un muro de policías se levantó para bloquear la labor informativa de los periodistas, situación que los puso en riesgo.

Además, igual el mandatario decidió no responder a las preguntas de los periodistas que lograron aproximarse a él.

Descomunal aislamiento

Castillo llegó a las 8:30 a.m. a Jicamarca, Huarochirí, para participar en la entrega del subsidio económico Yanapay a la beneficiaria número 12 millones. En su discurso no se refirió al tema, pero sí lo hizo la ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Dina Boluarte, quien agradeció a los medios de comunicación por la difusión del referido bono.

Durante el evento, el personal de su seguridad del Estado y efectivos policiales resguardaban un cerco de ligas para separar a la prensa de las autoridades. Terminada la breve ceremonia, Castillo y Boluarte se retiraron sin dar declaraciones a la prensa, pero sí se acercaban a algunos pobladores que se encontraban en el camino.

En ese momento, los periodistas buscaron acercarse y obtener algún comentario del jefe de Estado, pero inmediatamente un cerco policial se formó para impedirlo. Algunos profesionales de prensa evitaron el bloqueo y elaboraban preguntas al mandatario, como el reportero de Canal N, quien era constantemente arrinconado para que se aleje. El periodista insistía, pero Castillo hizo caso omiso. Los profesionales de prensa que continuaban retenidos pedían de lejos a Castillo que declare sin excepciones. “¡Presidente, para todos los medios!”, exclamaron.

Bloqueo. Cordón policial para periodistas en Jicamarca. Foto: Igor Malca

María Pía Ponce, videorreportera de La República, precisó que el impedimento para acercarse al presidente no solo se dio con las ligas y a los policías con sus escudos antidisturbios, sino por la misma geografía del lugar. Los periodistas estaban ubicados en una zona cuyo único camino para evitar el cerco era el lado derecho donde había una ladera. “Hemos querido salir por ahí, pero nos hemos estado resbalando y ya no podíamos. La geografía les favorecía de cierta manera”, comentó.

La reportera Cari Saldaña de Exitosa sí logró superar el bloqueo, aunque poniéndose en riesgo de caerse. Al llegar cerca del mandatario, le preguntó:”¿Presidente, no se va a disculpar con los medios de comunicación?”, pero Castillo tampoco contestó, solo saludó a la población e ingresó a su camioneta para marcharse. El ministro del Interior, Alfonso Chávarry, consultado sobre este actuar, señaló que las restricciones son “por la seguridad” y “la pandemia”.

Disculpas selectivas

A partir de la 1 p.m., el jefe del Estado llegó con el ministro de Energía y Minas, Carlos Palacios, a la presentación del comedor popular número 450 en Ventanilla. En transmisión con TV Perú, el presidente, tras ser interrogado al respecto, intentó justificar su reacción del último lunes.

“Nuestra mente estaba enfocada en cómo tenemos que hacer llegar las laptops... Surgió por ahí alguna pregunta que el Perú sabe que está en un espacio de una investigación. Entiendo que sí se ha sentido incómoda la prensa. Es una reacción natural cuando una persona está enfocada en un trabajo”, dijo y posteriormente se disculpó con el mensaje inicial de esta nota.

No obstante, en esta actividad, los periodistas también fueron cercados por unas rejas y no lograron hacerle preguntas.

Cercados. Prensa tampoco pudo movilizarse en Ventanilla. Foto: Marco Cotrina/La República

Instituciones de prensa preocupadas

El Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS) mostró su preocupación por la restricción a los medios de comunicación y resaltó que el mandatario está bajo el escrutinio del periodismo y, por tanto, tiene el deber de responder sobre asuntos de alto interés público.

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) calificó el accionar de alejar a la prensa como un “claro atentado contra la libertad de información”. Asimismo, exigió que el respeto a la prensa se concrete en acciones reales.

Sobre el descalificativo de Castillo, la Federación de Periodistas del Perú le exigió cesar todo tipo de agresiones contra la prensa y la libertad de expresión y opinión.