Martín Vizcarra recibió prueba de vacuna china en octubre

Controversia. Exmandatario afirmó que él y su esposa fueron ’'voluntarios’' de las pruebas clínicas de la Cayetano Heredia y que fueron inoculados el 2 de octubre, pero otra versión señala que lo hicieron por invitación del gobierno de la República Popular China, el cual buscaba que el Perú le comprara a Sinopharm antes que a otros países.

En su presentación en Tacna, Martín Vizcarra reconoció que se vacunó con Sinopharm el dos de octubre, antes que todos los peruanos. Foto: difusión
En su presentación en Tacna, Martín Vizcarra reconoció que se vacunó con Sinopharm el dos de octubre, antes que todos los peruanos. Foto: difusión
Ángel Páez,Pamela Palacios,

En setiembre del 2020, la República Popular China, por intermedio de su embajada en Lima, ofreció a los ’'líderes del gobierno peruano’' −esto es, al entonces mandatario Martín Vizcarra y al gabinete ministerial− vacunarse contra el Covid-19, con el mismo producto de Sinopharm que ahora se distribuye en el país.

Era una acción de relaciones públicas que los chinos suelen practicar para vender sus productos. Vizcarra aceptó y sumó a su esposa, Maribel Díaz, de acuerdo con la investigación del periodista Carlos Paredes, que publicará en el libro El perfil del lagarto: radiografía de un político con sangre fría (Planeta, 2021). La embajada china le confirmó a Paredes que así había sido cómo Vizcarra se convirtió en uno de los primeros peruanos en inmunizarse.

Pero, además, como todo periodista de investigación, Paredes confirmó con otras fuentes, en este caso relacionadas con la exministra de Comercio Exterior de la época, Rocío Barrios, y la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, que Vizcarra les comentó que él y su cónyuge habían sido vacunados.

Martín Vizcarra confirmó que recibió la prueba de vacuna junto a su esposa.

Otras fuentes de Palacio de Gobierno −funcionarios y personal administrativo− ratificaron que Vizcarra confiaba que había sido inmunizado. Dos exministros recordaron que en un vuelo en el interior del país el expresidente, y ahora candidato al Congreso por Somos Perú, dejó de usar la mascarilla. Cuando le advirtieron de este hecho, respondió que no había problema porque había sido inmunizado.

Martín Vizcarra ha dicho a la prensa que él fue ’'voluntario’' para la vacuna china, pero, de acuerdo con la investigación de Paredes, no fue así. El jefe de ensayos clínicos de Sinopharm en el país, Germán Málaga, de la Universidad Cayetano Heredia, despachó a una enfermera a la residencia de Palacio de Gobierno −y no al Despacho Presidencial− para inocular a Vizcarra y su esposa. Cuando Carlos Paredes preguntó a Málaga si era cierto, no quiso ni negar ni confirmar la información.

Sin embargo, el registro de visitas a Palacio de Gobierno indica que Málaga sostuvo una reunión con Vizcarra el primero de octubre del 2020. El exmandatario, coincidentemente, confirmó que les aplicaron la vacuna el 2 de octubre a él y a su cónyuge.

Primero fui yo

Aparentemente, incluso Vizcarra alardeó de la inmunización a miembros del gabinete, a quienes dijo: ’'A mí no me ha pasado nada, pero a mi esposa (Maribel Díaz) le quedó doliendo el hombro’', señalaron funcionarios de Palacio de Gobierno al periodista Paredes. El libro El perfil del lagarto: radiografía de un político con sangre fría se publicará la próxima semana.

Testimonio. Expremier Walter Martos confirmó que Vizcarra le avisó que se vacunaría. Foto: difusión

Durante una conferencia de prensa en Tacna, adonde viajó como parte de su campaña proselitista, Martín Vizcarra relató su versión sobre la vacuna de Sinopharm que recibió cuando ejercía como jefe de Estado. Según el expresidente, él y su esposa fueron ’'voluntarios’'.

“Yo he estado con los especialistas de la Universidad Cayetano Heredia, he estado viendo cómo se hacía el experimento. He ido a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, que junto con la Universidad Cayetano Heredia son las dos instituciones científicas que hacían experimentos. Cuando se aumenta de 6.000 a 12.000 voluntarios (de la vacuna Sinopharm), uno de los científicos me dice: ‘¿Usted no estaría de acuerdo en ser parte del voluntariado?’’', narró Vizcarra.

Sostuvo que le consultó el asunto al expremier Walter Martos, quien le recomendó que no lo hiciera porque era muy riesgoso. Pero prefirió someterse a la prueba. Martos confirmó que así fue, pero que desconocía que al final había recibido la vacuna.

“Finalmente, tomé la decisión valiente de sumarme a los 12.000 voluntarios. Fue el día 2 de octubre”, precisó Vizcarra.

De acuerdo con algunas versiones, el excanciller Mario López Chávarri facilitó que el ofrecimiento del gobierno de la República Popular China se cristalizara y Vizcarra resultara inmunizado con el proyecto de vacuna de Sinopharm. Empero, fuentes relacionadas con el excanciller negaron la información. López no sabía que Vizcarra se había vacunado.

Versión. El excanciller Mario López sostuvo que no fue informado de la vacunación de Vizcarra. Foto: John Reyes/La República

’'No se han tenido vacunas hasta diciembre del 2020, sea Sinopharm, Pfizer u otros. Todo lo existente anteriormente fueron prototipos de vacunas. Tanto la farmacéutica Sinopharm como otros laboratorios han realizado ensayos clínicos en el Perú por intermedio de entidades públicas o privadas, previamente autorizadas por el Instituto Nacional de Salud (INS) y bajo acuerdos con las respectivas instituciones. El mayor número de ensayos clínicos −en el Perú− fue efectuado por Sinopharm, con 12.000 personas, mediante una participación voluntaria y confidencial. En ninguna reunión del Consejo de Ministros se planteó la propuesta del gobierno chino. En el caso de Vizcarra, debe haber sido una decisión personal y confidencial participar en un ensayo clínico, cuando justamente muchos pedían hacerlo’', señalaron las fuentes.

Todo es confidencial

Efectivamente, el propio Martín Vizcarra reconoció en Tacna que mantuvo en reserva la inmunización de prueba con el producto de Sinopharm que, recién el 6 de enero, el presidente Francisco Sagasti anunció sería la primera vacuna que se aplicaría a los peruanos.

Abordado por Canal N sobre la controversia, Germán Málaga señaló que no podía revelar información sobre un acto médico porque estaba resguardado por la confidencialidad. Evitó confirmar la inmunización de Vizcarra y su esposa antes con anticipación. Indicó también que no lo hacía porque ’'hay un evidente aprovechamiento político’' y que podría ’'afectar a los científicos’'.

Radioprogramas también abordó a Germán Málaga sobre la reunión que sostuvo con Vizcarra en Palacio de Gobierno el primero de octubre. ’'Era el presidente y tenía que ir’', le dijo Málaga al periodista Jaime Chincha. Pero no quiso dar más detalles porque ’'prefería no contestar basándose en la confidencialidad que tiene un ensayo clínico de estas características’'.

Mientras tanto, la sesión del Congreso del jueves fue interrumpida por el congresista de Acción Popular Manuel Merino para pedir que se cite a la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, para que explique si sabía o no que Vizcarra fue voluntario del experimento y qué otros funcionarios se habrían vacunado.

Se presentaron ayer mismo la ministra Pilar Mazzetti y la primera ministra, Violeta Bermúdez, para responder a las interrogantes de los legisladores.

Especialista. El médico Germán Málaga visitó a Vizcarra en Palacio de Gobierno un día antes que este fuera inmunizado. Foto: difusión

Mazzetti señaló que el expresidente Martín Vizcarra no se encontraba en la lista de la primera fase de vacunación, y que había solicitado información si aparecía en la relación de voluntarios a las pruebas que se hicieron con Sinopharm el año pasado.

Por su parte, la premier Violeta Bermúdez respondió que no tenía nada que informar porque se trataba de un hecho ocurrido en otro gobierno. Aunque adelantó que había requerido información a la Presidencia del Consejo de Ministros sobre las personas que participaron en los ensayos clínicos con la vacuna que elaboró Sinopharm.

La propuesta de China está formalizada en documentos

La propuesta de ’'inmunizar a los líderes del gobierno peruano’' que hizo la República Popular China fue algo formal y existen documentos, señalaron las fuentes consultadas.

Las autoridades peruanas entendieron la oferta de los chinos como una forma de ofrecer el producto de Sinopharm ante la eventualidad de que los resultados de las pruebas clínicas fueran positivas, como efectivamente sucedió. Fue una política de China en respuesta a la campaña de países occidentales contra su vacuna.

Por su parte, la ministra Pilar Mazzetti señaló que un jefe de Estado no puede participar en un ensayo clínico, ni ninguna persona que tenga alguna autoridad. Sugirió que se revisen las condiciones en las que Martín Vizcarra se inmunizó con la vacuna china.