MINSA - Vacunación contra la COVID-19 a niños inicia este lunes 24 de enero

Gino Costa y Daniel Olivares piden equipos y bonos para trabajadores del INPE

Congresistas de la Bancada Morada solicitaron al Ejecutivo que “extienda las condiciones que se le otorguen a las Fuerzas Armadas y la Policía” durante la emergencia.

El personal del INPE atiende a los 97.000 reclusos que albergan los 68 penales del país. Foto: Andina
El personal del INPE atiende a los 97.000 reclusos que albergan los 68 penales del país. Foto: Andina
Política LR

Los parlamentarios Gino Costa y Daniel Olivares, de la Bancada Morada, pidieron al presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos, que los beneficios que se disponga a favor de los agentes de las Fuerzas Armadas y la Policía que atienden la emergencia por el coronavirus (COVID-19) se extienda también para el personal del Instituto Nacional Penitenciario (INPE).

Mediante el oficio N° 013-2020-2021-DOC/RC, los mencionados congresistas expresaron su preocupación por os 11.000 trabajadores penitenciarios que son ajenos a las disposiciones del Poder Ejecutivo sobre material de protección y bonos para los agentes del orden, a pesar que también “realizan una labor de protección hacia la sociedad”.

PUEDES VER Congresista pide al Gobierno disponer de clínicas y centros privados para casos de COVID-19

“Le solicito contemple extender al personal del INPE las condiciones que se le otorguen a las Fuerzas Armadas y Policía Nacional, tomando en cuenta, principalmente: equipos de protección personal, bonos adicionales para aquellos que trabajan dentro de centros penitenciarios [...] y un seguro de vida que les permita proteger a sus familias a un eventual contagio o tragedia”, se lee en el referido documento.

Asimismo, los integrantes de la representación nacional resaltaron el alto riesgo al que se expone el personal del INPE debido al hacinamiento dentro del sistema penitenciario.

PUEDES VER Salud, economía y educación: los temas que revisará la Comisión COVID-19

“El personal de seguridad y médico del INPE que trabaja en los 68 penales del Perú a nivel nacional, atienden -tanto en seguridad interna como externa, además de la salud- a 97.000 personas, realizando una actividad de alto riesgo que se agrava en este contexto de emergencia sanitaria, entre otros factores, por los altos niveles de hacinamiento en los centros penitenciarios”, agregaron.

Este lunes, La República informó que, hasta el momento, de acuerdo a un recuento extraoficial, el número de reclusos fallecidos por la COVID-19 es seis: dos en el penal de Cañete; uno en la carceleta del Poder Judicial, en Lima; uno en el penal de Río Seco, en Piura; uno en el penal Sarita Colonia, en Callao; y uno en el penal Ancón 2.