Cuestionamiento. Guillermo Shinno, exviceministro de Energía y Minas, asegura que el EIA de Tía María pasó todos los filtros.

Tía María: Southern levantó observaciones de UNOPS en el 2do estudio ambiental según exviceministro

ENTREVISTA A. Guillermo Shinno Huamaní, exviceministro de Energía y Minas

La República
28 Jul 2019 | 9:18 h

Mónica Cuti

La población tiene sus ojos puestos en el valle de Tambo y cuestiona la entrega de la licencia de construcción para Tía María. El exviceministro de Energía y Minas, Guillermo Shinno, responde estas interrogantes y también cuestiona el uso que los gobiernos regionales le dieron al dinero que recibieron de las mineras y el poco desarrollo de los poblados aledaños a los yacimientos.

La ausencia del Estado en el valle de Tambo ha sido visible históricamente . Se sabía de esa realidad en 2015 cuando se produjo el conflicto.

Hay que recordar que producto de las protestas, cuando yo estuve en el paro (en ese entonces era viceministro de Minas, gobierno de Humala) quisimos instalar una mesa de diálogo. El objetivo, trabajar por el desarrollo de Islay. Sin embargo, el conflicto ya había tomado otro matiz. Detrás de estas protestas había un grupo que tenía otros intereses y sabían que instalar una mesa de diálogo podía hacer que en un futuro el proyecto se acepte. Si bien el Estado no se acercó en un inicio, era porque nos lo negaron, pero han pasado cinco años, creo que tenían las puertas abiertas para ingresar más fácil, no estaríamos en esta situación.

PUEDES VER: No cesan movilizaciones por el proyecto Tía María

¿Hubo descuido?

Hubo descuido, pero también hubo cambios de gobierno, ministros, todo eso no ayudó a entablar entendimiento o relacionamiento, además Tía María no estaba en la agenda pública, lo que estaba era un tema más político a nivel del gobierno nacional, la corrupción y todo.

El rechazo de la población se da por las observaciones de UNOPS al primer Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de la minera.

¿Qué argumentan ellos?, dicen, pero ¿qué presentan? Ningún estudio. Yo personalmente estuve aquí (Arequipa) después de las protestas del 2015 y expuse ante una población de mil o mil 500 ciudadanos el contenido del nuevo EIA, este ya había superado todo lo de UNOPS, el equipo técnico y dirección general que lo aprobó lo revisó. Nosotros verificamos cada una de las observaciones y fueron levantadas totalmente, este es un buen estudio, podría decir que es uno de los mejores porque ha sido examinado y revisado al detalle.

Pero faltan los estudios hidrológicos.

No, sí lo tiene, lo que pasa es que dicen que el estudio fue mal hecho y no se levantaron las observaciones de la Unops, mentira, sí fue levantado. También dicen que no tiene un estudio hidrológico y que las aguas subterráneas podrían complicar a las aguas del río Tambo, no es así, son tajos impermeabilizados, son dos cuencas separadas. Se hablaba también de la partícula y los humos, pero no, todo está levantado.

El portal Ojo-Público sacó un informe con observaciones que hizo el Ministerio y que no se levantaron.

Una de las observaciones es el estudio hidrogeológico, pero ese estudio sí está, pasa que hay mucha tramitología en los entes del gobierno y se pide a veces un documento que ya fue entregado por la empresa, pero los funcionarios no se dan el tiempo de ver todos los documentos. No solo pasa en minería, también en campos como agricultura y otro.

PUEDES VER: Vizcarra hoy en Arequipa para poner fin a conflicto por Tía María

En el proyecto Tía María se extraerán los óxidos, pero también habría sulfuros que podrían explotarse.

Es casi seguro que sí, pero ese es otro proyecto. Si ellos, culminados estos 18 años (tiempo del proyecto), llegan a sacar todos los óxidos y quisieran sacar los sulfuros, necesitarían un nuevo EIA porque se usa otra tecnología, ya no es sacar los minerales, depositarlos, apilarlos y echarles solución de ácido sulfúrico para extraer cobre vía lixiviación (que se realiza con los óxidos). El sulfuro ya es un proceso donde se necesita una planta concentradora donde inclusive se generarán relaves, pero ese es otro proyecto y eso la empresa lo tiene claro. Cuando en su momento quisieran trabajar más abajo (extraer sulfuros), es como si fuera un nuevo proyecto y debe pasar por toda la participación ciudadana y pedir todos los permisos.

¿No bastaría hacerse una ampliación?

No lo sé, no me queda claro, pero a lo que voy es que independientemente de si es uno nuevo o una modificación del estudio actual, la información que se revisará y lo que se pedirá es diferente, lo único que permanecerá será el tajo, que se deberá hacer más profundo nada más, pero se necesitaría una nueva planta de beneficios, un depósito de relaves y el manejo ambiental de cada uno de sus componentes. Eso en su momento se deberá ver y no hay que adelantarnos de aquí a 20 años.

Lo que también provoca desconfianza es que las zonas mineras no son justamente las más desarrolladas.

Ahí sí necesitamos hacer grandes cambios, la minería durante años ha generado recursos, los que debieron ser usados para que esas localidades crezcan, lamentablemente no fue así, pero esa no es la culpa de la empresa minera, sino de los gobiernos de turno, del Estado, por no saber encausar los dineros que capta para tener desarrollos ahí.

Los gobernadores del sur piden que se modifique la ley minera.

Todo con el ánimo de poder mejorar es bienvenido, pero antes de plantear cambios se debe preguntar qué se está haciendo con los dineros que las regiones están recibiendo. Antes de plantear los cambios a la ley, hay que ver primero el dinero y su utilización.

El gobierno revisará el recurso de nulidad impuesto por la región para ver la anulación de la licencia.

No se cómo lo tomará el gobierno, cualquiera pudo haber impugnado la licencia de construcción. Lo que procede es que esto sube al Consejo de Minería para que sea revisado. Por último, ir a la vía judicial, no sé cóm lo hará, podría ser también más político.