La historia detrás de Rutas de Lima y Línea Amarilla

Laura Tarrillo
23 05 2019 | 15:55h

Odebrecht y OAS habrían apoyado a Susana Villarán en la campaña del No a la Revocatoria para asegurarse los proyectos. 

En el 2009, cuando Lima Metropolitana se encontraba bajo la gestión de Luis Castañeda, se firmó la concesión de Línea Amarilla por un periodo de 20 años con el consorcio Lamsac, cuyo 99% de acciones pertenecía a la constructora brasileña OAS.

Un año más tarde, esta concesión se amplió por 10 años más y se firmó la concesión de Odebrecht en Rutas de Lima por 30 años, en la gestión de Susana Villarán. Por estos proyectos, OAS y Odebrecht habrían pagado 10 millones de dólares en coimas.

PUEDES VER Comisión de Ética revisa investigación contra Roberto Vieira

Un dato curioso es que las adendas se firmaron sin contar con la opinión previa del Ministerio de Economía y, de acuerdo a Jorge Barata, los directivos de Odebrecht y OAS decidieron apoyar la campaña en contra de la revocatoria de Susana Villarán.

Según la información recogida por la Fiscalía, la empresa Odebrecht entregó US$ 3 millones, mientras que OAS la suma de US$ 7 millones para apoyar a Susana Villarán. Las compañías invirtieron en la campaña del No a la Revocatoria, pues de quedar Villarán fuera de la alcaldía, los proyectos de ambos correrían peligro de ser cancelados.

PUEDES VER Yeni Vilcatoma sobre su programa: “Continuaremos desde otro medio”

Aumento en el peaje

En el 2013, el costo del peaje de Rutas de Lima fue de S/ 4, pero cada año se registró un aumento hasta el 2017, pasando a costar S/ 4,50, S/ 5, S/ 5,30 y S/ 5,70.

Odebrecht todavía es dueña de peajes de Rutas de Lima

Aunque la empresa canadiense Brookfield Asset Management compró el 57% de las acciones de la concesión, la brasileña Odebrecht se quedó con el 25%, que representa alrededor de 149 millones de soles. Rutas de Lima.