Maritza Espinoza

Maritza Espinoza

Choque y fuga
Periodista por la UNMSM. Se inició en 1979 como reportera, luego editora de revistas, entrevistadora y columnista. En tv, conductora de reality show y, en radio, un programa de comentarios sobre tv. Ha publicado libro de autoayuda para parejas, y otro, para adolescentes. Videocolumna política y coconduce entrevistas (Entrometidas) en LaMula.pe.

Más columnas

Maritza Espinoza

¿First lady en fuga?21 Set 2022 | 7:23 h

Maritza Espinoza

¿Antauro versus Williams?14 Set 2022 | 9:43 h

Maritza Espinoza

Aníbal contra el mundo07 Set 2022 | 7:53 h

Maritza Espinoza

Los puntos milagrosos31 Ago 2022 | 7:21 h

El arte de poner el parche

“Ser un prófugo es lo más difícil y costoso del mundo, como lo demostró Vladimiro Montesinos, quien, con todos sus millones...”.

Apenas se supo que su ex secretario de Palacio se había entregado y -¡horror!- comenzado a cantar con timbre de barítono, el (todavía) presidente Pedro Castillo tuiteó lo siguiente: “Para mi gobierno es satisfactorio que el señor Bruno Pacheco se haya puesto a disposición de la justicia. Eso evidencia la falsedad sobre la supuesta protección del Ejecutivo, esperamos que se imponga la verdad”.

¿Juat? ¿La falsedad? ¿Pero cómo puede la entrega voluntaria de Pacheco probar que no fue protegido, de todas las formas imaginables, por Castillo y su gente? El apurado tuit, evidente producto de la desesperación, no es más que un patético intento de poner el parche antes de que reviente el infectado chupo de la corruptela castillista.

PUEDES VER: RMP tras entrega de Pacheco: Lo que tienen es más que suficiente para acusar a Castillo

Lo más probable es que Pacheco, al ver que un gobierno pegado con baba y acosado por la justicia en todos sus niveles ya no era garantía de impunidad ni siquiera para el propio mandatario, haya decidido que lo mejor era entregarse él mismo y negociar una pena razonable a cambio de su valiosa información.

Ya lo dijo su ex socia, Karelim López: “si Pacheco habla, Castillo cae”. Y quienes quieren poner otro parche diciendo que los testigos protegidos dicen lo que los fiscales quieren oír, olvidan que los beneficios de la delación premiada se dan, a la larga, solo con verdades y pruebas en la mano. Si no, que lo diga el lenguaraz Zamir Villaverde, quien está a punto de perderlos por haberse dedicado a lanzar disparadas versiones que no aportan nada al caso.

PUEDES VER: Juan Silva estaría evaluando acogerse a la colaboración eficaz

Lo ocurrido con Pacheco también puede servir de saludable lección a quienes, de hoy en adelante, pretendan esquivar sus responsabilidades intentando una fuga. Ser un prófugo es lo más difícil y costoso del mundo, como lo demostró Vladimiro Montesinos quien, con todos sus millones, fue pescado en Venezuela, donde vivía a salto de mata, tratando de que unos estafadores de poca monta no se lo comieran vivo.