Columnista invitado

Columnista invitado

La República

Más columnas

Columnista invitado

La demanda ante La Haya, por José García Belaunde 21 Ene 2022 | 6:34 h

Columnista invitado

Medicinas gratuitas para todos: ¿mito o realidad?19 Ene 2022 | 8:16 h

Columnista invitado

Hasta las estrellas12 Ene 2022 | 8:37 h

Columnista invitado

Arequipa en un momento oscuro05 Ene 2022 | 7:19 h

Arequipa en un momento oscuro

“El destape confirmó la manera irregular cómo esta autoridad conducía su gestión entre ineficiencia, corrupción y falta de transparencia. Elmer Cáceres no aceptaba entrevistas...”.

Por: Juan Carlos Soto

Hace cuatro años, Arequipa cayó a un pozo de ingobernabilidad del que no sale a flote. En el último ranking de competitividad regional, en el pilar de instituciones, la ubican última entre las 25 regiones del país.

PUEDES VER: Arequipa: Cámara de Comercio convoca a reunión a consejeros para tratar Majes Siguas II

Esta crisis se atribuye a diversos factores. Ciudadanos que no tomaron en serio el recambio democrático para el periodo 2019-2022: casi la tercera parte de electores, en segunda vuelta, anuló su voto y eso trajo autoridades con bajo respaldo en las ánforas que tampoco se legitimaron en el cargo con hechos. El caso más palpable lo representa el gobernador suspendido Elmer Cáceres Llica, hoy en la cárcel con prisión preventiva. Cáceres es investigado por presidir una organización criminal que traficaba con terrenos, repartía coimas, cupos en obras para no ser fiscalizado por el consejo regional según la tesis fiscal. El destape confirmó la manera irregular cómo esta autoridad conducía su gestión entre ineficiencia, corrupción y falta de transparencia. Elmer Cáceres no aceptaba entrevistas y a la prensa que lo fiscalizaba solía llamarla “mermelera”.

La consejera Kimmerlee Gutiérrez asumió el lugar de Cáceres. Su gobierno desactiva las bombas de tiempo de su antecesor. Sin embargo, no es suficiente. Está a punto de perder el proyecto Majes II por pura negligencia. El consejo regional no aprobó una adenda al contrato y el concesionario a cargo de la inversión agroindustrial ya anunció un arbitraje internacional que inevitablemente arrastrará al Estado peruano. La actuación del consejo regional ha sido irresponsable. Evita pronunciarse sobre un asunto que tiene el visto bueno del Ministerio de Economía, de Pro Inversión y consideraciones de la Contraloría.

PUEDES VER: Arequipa: en cerco epidemiológico por variante ómicron, aplican 37 pruebas moleculares

Así como desinflaron el proyecto Majes II, que iba a generar 190.000 empleos directos, la gestión regional no desarrolló proyecto alguno que mejore la calidad de vida de sus habitantes. Esa carencia no necesariamente se atribuye a falta de presupuestos. Todo lo contrario. En 2019 y 2020, el gobierno de Cáceres gastó el 58% de recursos de inversión pública. Hay obras abandonadas, hospitales inconclusos que pudieron salvar vidas en pandemia. La crisis sanitaria fue otra asignatura pendiente de Cáceres. Fue una autoridad ausente. Casi 6.600 arequipeños murieron de COVID-19. El alcalde de Arequipa, Omar Candia, era el llamado a suplir esta ausencia de liderazgo. Sin embargo, sus líos judiciales que desembocaron en una sentencia de 6 años de cárcel efectiva también lo desacreditan. El representante del Defensor del Pueblo, Ángel Manrique Linares, sostiene que es el momento más oscuro de la historia de Arequipa y que no se soluciona con vacunas ni millones sino con una revisión de la ética de la conducta de gobernantes y gobernados.