Columnista invitado

Columnista invitado

La República

Más columnas

Columnista invitado

La demanda ante La Haya, por José García Belaunde 21 Ene 2022 | 6:34 h

Columnista invitado

Medicinas gratuitas para todos: ¿mito o realidad?19 Ene 2022 | 8:16 h

Columnista invitado

Hasta las estrellas12 Ene 2022 | 8:37 h

Columnista invitado

Arequipa en un momento oscuro05 Ene 2022 | 7:19 h

Los que se hicieron solos

“Solo hay una mujer entre los 46 CEO... La carrera que más CEO han estudiado es Ingeniería Industrial, un total de 15 (33% de la muestra), mientras que 11 estudiaron Administración...”.

Por Rossana Alayza y Orlando Cerrutti

Al conversar sobre metas cumplidas y objetivos en el largo plazo es frecuente escuchar que aquello que las personas ya consiguieron o van a lograr en el futuro obedece a su esfuerzo y al hecho de que “se hicieron solos”. Ahora bien ¿hasta qué punto es cierta esta afirmación?

Para salir de dudas, nos preguntamos qué perfil tendrían las personas que han logrado un relativo éxito en su vida profesional. A tal fin, identificamos 46 empresas peruanas que cumplieran con alguna de las siguientes características: cotizar en la Bolsa de Valores de Lima y/o la de Nueva York; pertenecer a uno de los grupos empresariales peruanos más grandes. Esto último para luego saber quiénes eran sus Gerentes Generales o CEO.

Posteriormente, analizamos el perfil de las personas que ocupan la Gerencia General en cada una de estas 46 empresas, prestando especial atención a lo vinculado a la formación profesional. El trabajo realizado no pretendía ser una investigación formal, pero sí abrir un debate sobre el tema y eventualmente que alguien se animara a hacerla.

PUEDES VER: ¿Silenciar a los “Zorros de abajo”?, Diego García-Sayán

Posiblemente los hallazgos obtenidos no constituyan una novedad para muchos, por ejemplo la lamentable obviedad de que solo haya una mujer CEO entre los 46 CEO de las empresas peruanas investigadas. Este dato pone en evidencia la primera forma de posición de privilegio en nuestra sociedad: los hombres tienen más oportunidades profesionales que las mujeres.

Por otra parte, entre quienes estudiaron la carrera en el Perú, 41 fueron a universidades privadas, siendo la Universidad del Pacífico (20%), la Pontificia Universidad Católica del Perú (17%) y la Universidad de Lima (11%) aquellas que acumulan mayor cantidad de egresados dentro de la muestra. Sólo una persona estudió en una Universidad pública, concretamente en la Universidad Nacional de Ingeniería. La carrera que más CEOs han estudiado es la de Ingeniería Industrial, un total de 15 (33% de la muestra), mientras que 11 estudiaron Administración de Empresas.

41 de los 46 CEOs de la muestra cuentan con un post grado, siendo el favorito el Master en Administración de Empresas (MBA) con 29 participantes, de los cuales 11 lo hicieron en el Perú y 13 en EEUU. La Universidad preferida para hacer el MBA en el Perú fue la Universidad de Piura, mientras que en EEUU la mayoría se inclinó por The Wharton School.

PUEDES VER: La inseguridad avanza

Estos datos concuerdan con la esperada metodología utilizada por las empresas privadas: deciden sus contrataciones en función de las competencias, experiencia y formación del candidato.

Ahora bien, una vez respondida nuestra primera pregunta acerca del perfil de los aspirantes, se impone una segunda: ¿qué necesita un joven con aspiraciones de hacer línea de carrera en una empresa peruana y llegar a ser Gerente General algún día? Este estudio confirma un patrón recurrente. Lo primero que debe de hacer es ir a una universidad peruana privada y con prestigio, como la PUCP, UP o ULIMA. Lo segundo es contar con estudios de postgrado, entre los cuales un MBA se ha convertido en casi obligatorio y, si consideramos que la experiencia de estudiar en el extranjero suma, podemos inferir que hablar correctamente inglés o cualquier otro idioma también hará que el estudiante sea más competitivo.

Estas conclusiones abren un sombrío panorama para aquellos jóvenes que no cuentan con los recursos económicos ni son parte de los primeros puestos en la escuela básica regular. Máxime tras estos dos años de pandemia sin asistir a clases presencialmente y con un desigual acceso a internet y espacio en sus viviendas que les permita estudiar, concentrarse y aprender. Asimismo, la posibilidad de ingresar a la Universidad privada vía un Colegio de Alto Rendimiento (COAR), por cierto, todos los colegios estatales deberían ser colegios de alto rendimiento, y postular a una Beca 18 resulta muy baja debido a la poca oferta de estas opciones. Dado el costo de las universidades privadas, encontrar un “patrocinador de estudios” es poco probable, pues implicaría un gasto mayor a tres canastas básicas mensuales.

PUEDES VER: ¿Y Perú para cuándo?, por Lucia Solis

¿Se puede decir entonces que el éxito profesional obedece solo al esfuerzo propio? ¿A que “se hicieron solos”? Sí y no. Sí, pues en muchos casos estos profesionales tuvieron que hacer esfuerzos para aprovechar sus oportunidades y en algunos casos endeudarse para lograrlo. Pero a la vez no, pues con frecuencia participaron en esta competencia por los puestos de CEO con una ventaja en la partida.

Diversos estudios científicos demuestran que el intelecto es crucial para ocupar un puesto clave en una empresa líder. Pero tampoco podemos olvidar que la diferencia entre quienes tienen los recursos para desarrollar su intelecto versus los que no, se va incrementando. Mientras el grueso de la población joven peruana no disponga de los recursos económicos u oportunidades para acceder a educación de calidad, ni siquiera podrá plantearse competir en este empeño.

Ha habido avances, como el licenciamiento de institutos superiores que permiten la convalidación de créditos y la posterior obtención del título de Bachiller. Existen también iniciativas en el sector privado que promueven estudios superiores a través de becas o créditos. Sin embargo, si consideramos que una buena parte de los CEO de las empresas más grandes del Perú estudiaron en Estados Unidos, un país donde los bancos ofrecen créditos estudiantiles preferenciales, se impone una pregunta. ¿Por qué a la fecha, la única forma de acceder es mediante préstamos personales que hacen muy difícil o caro el crédito?

PUEDES VER: Gobierno Trampolín a la fama, por Augusto Álvarez Rodrich

Sin duda hay una gran parte de verdad en el dicho “quien quiere celeste, que le cueste”, pero, ¿cuántas mentes brillantes no se están atreviendo siquiera a soñar por falta de oportunidades en el momento de acceder a educación? Si todos nuestros problemas como país se resumen en falta de educación, es urgente que desde diferentes áreas del sector privado y público actuemos rápido. Convendría instaurar a la brevedad posible exámenes de ingresos únicos con beca o créditos estudiantiles para los estudiantes con menos recursos económicos cuyas calificaciones sean superiores al promedio, reforzar la beca 18, ofrecer un apoyo directo de becas del sector privado y “patrocinar” a estudiantes menos favorecidos con avales para conseguir financiamiento a tasas preferenciales con créditos tipo Reactiva Perú, entre otras iniciativas.

En resumen, creemos que quienes estamos en posición de privilegio tenemos la obligación de conseguir que todos los peruanos podamos partir juntos en nuestra vida profesional. Un gran reto sin duda, pero ese cambio trascendental resulta hoy más imprescindible que nunca.