#6D histórico: Venezuela le da la espalda al chavismo

Luego de dos horas de atraso, el Consejo Nacional Electoral anunció la victoria del bloque opositor que ha logrado 99 diputados, frente a los 46 conseguidos por el partido oficialista, el PSUV. La participación ha sido del 74,25 por ciento.

Luego de dos horas de atraso, el Consejo Nacional Electoral anunció la victoria del bloque opositor que ha logrado 99 diputados, frente a los 46 conseguidos por el partido oficialista, el PSUV. La participación ha sido del 74,25 por ciento.

Jorge Rueda, Fabiola Sánchez y Miguel Gutiérrez
Enviado especial y AP
 
La oposición venezolana obtuvo el control de la Asamblea Nacional por una amplia mayoría y le propinó un importante revés al partido socialista de gobierno.
 
 
El Consejo Nacional Electoral (CNE) informó tarde en la madrugada del lunes en su primer boletín, luego del escrutinio del 96,03% de las actas de votación, que la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) obtuvo 99 escaños de 167. El oficialismo, de momento, suma 46 legisladores.
 
Faltan por adjudicar 22 escaños, entre ellos los tres representantes de las etnias indígenas.
 
En alocución presidencial, el presidente Nicolás Maduro reconoció la derrota, elogió el sistema electoral venezolano.
 
"Nosotros, viendo estos resultados, hemos venido con nuestra moral, con nuestra ética a reconocer estos resultados adversos, aceptarlos y a decirle a nuestra Venezuela ha triunfado la Constitución y la democracia. Los aceptamos", dijo el mandatario en un mensaje a la nación.
 
Así, los adversarios del presidente Nicolás Maduro rompieron el dominio oficialista de más de tres lustros de chavismo en el Congreso, que le permitió aprobar sin obstáculos leyes fundamentales, nombrar miembros en poderes públicos, y avanzar en el propósito de convertir a Venezuela en un estado socialista.
 
Las calles de Caracas estallaron en gritos de júbilo y fuegos artificiales cuando la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, anunció los resultados parciales después de la medianoche.
 
Líderes de la oposición habían dicho antes que habían ganado. Con su triunfo logró arrebatar la mayoría de los escaños a los aliados del gobierno por primera vez en 17 años y obtuvo el poder para tratar de contener el creciente control del Ejecutivo sobre la vida nacional.
 
Falta aún por totalizar los votos en nueve de las 87 circunscripciones distribuidas en los 23 estados del país y el distrito capital, en donde la tendencia aún no es irreversible, dijo Lucena.
 
La Constitución prevé que se requieren al menos 111 escaños, que representan una "mayoría calificada", para realizar modificaciones sustanciales en leyes fundamentales y designar miembros de los poderes públicos.
 
"De estas 20 elecciones las fuerzas revolucionarias, bolivarianas que estamos aquí de pie con nuestra moral intacta, con nuestra alma buena, siempre en todas las circunstancias, hemos sabido con nuestra ética y con nuestros valores ir a reconocer los resultados en todas las circunstancias, resultados favorables, adversos... y siempre hemos confiado en nuestro poder electoral", dijo el mandatario en un mensaje a la nación.
 
Aunque cuenta con una poderosa maquinaria que ha sido fundamental en los triunfos logrados en las anteriores elecciones, el oficialismo enfrentaba el difícil reto de superar el costo político que representa una galopante inflación y severos problemas de escasez que han golpeado la popularidad de Maduro, y que se encuentra alrededor de 25%.
 
El gobierno sostiene que la crisis es consecuencia de dicha "guerra económica" promovida por empresarios y sectores opositores. En los últimos nueve años, Venezuela ha registrado una de las mayores tasas inflacionarias de la región a pesar de tener control de precios y cambios desde 2003.
 
"Es heroico que estemos hoy recogiendo el 42% de los votantes de esta fiesta electoral, luego de lo que se nos ha hecho y de lo que se ha hecho padecer a nuestro pueblo" en materia económica, expresó el mandatario. "Hoy más que nunca falta la unión de los revolucionarios, de los chavistas... de una nueva etapa que se abre".
 

Resultados tardíos

La jornada se caracterizó por la ausencia de observadores internacionales, la suspensión de las credenciales de los expresidentes, así como las diferencias internas dentro del ente electoral respecto al cierre de los centros de votación.  
 
Para ser considerado por el gobierno de Maduro como el más moderno sistema electoral de la región, llama poderosamente la atención que este no sea capaz de proporcionar en un tiempo breve los resultados preliminares de los votos emitidos ayer.
 
Incluso  el sorpresivo aplazamiento de la hora de votación por la presidenta del Consejo Nacional Electoral cuando varios centros de votación habían sido cerrados en el país,  generó malestar y suspicacias entre la oposición incluso al interior del propio organismo electoral.
 
El propio rector del venezolano Consejo Nacional Electoral (CNE), Luis Emilio Rondón, dijo públicamente que "no había necesidad de prórroga en cuanto al horario" de cierre de las mesas de votación en las elecciones legislativas que se celebran en el país caribeño.
 
Afirmó que la "legislación en este aspecto es bastante clara" y que "no era necesario el establecimiento de condiciones alejadas del espíritu y propósito de la ley electoral", dijo en transmisión televisiva desde el CNE. Agregó que eso fue una medida por la junta del CNE y que no le fue consultada.
 
El enlace de la MUD en el CNE, Henry Ramos Allup, advirtió que con este tipo de cosas no se van a cambiar los resultados. 
 
Horas antes y en plena jornada electoral la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) retiró las credenciales como "acompañantes políticos" de las elecciones  a los ex presidentes de Colombia, Bolivia, Panamá, Uruguay y Costa Rica, invitados por la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), por cuestionar al proceso electoral venezolano.
 
La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, declaró que "las credenciales de estos observadores políticos quedan definitivamente revocadas, nos comunicaremos con las autoridades competentes para que se tomen las medidas en consecuencia".
 
La funcionaria declaró a los medios a escasos minutos después de unos comentarios de los exmandatarios en las que estos pidieron que cerraran los centros de votación a la hora oficial pese a que la norma electoral venezolana lo prohíbe en casos de que aún existan electores en fila dispuestos a sufragar.
 
Las declaraciones de los ex presidentes "no se compadecen con el clima de tranquilidad que debe reinar hasta el cierre y hasta que se produzcan los resultados", señaló la máxima autoridad electoral.

 

Jorge Quiroga había llamado a remarcar que "hay una hora para cerrar las mesas", en alusión a la importancia de que los centros de votación se cierren cuando no haya más personas en para sufragar.

En cifras

99 congresistas logró el bloque opositor pese a la campaña oficialista y el control de los medios de comunicación.
 
46 legisladores obtuvo el gobierno en la Asamblea Nacional. Ahora son minoría.

Candidatos oficialistas fueron abucheados en sus centros de votación

Gritos, bulla, señales y gestos: así un grupo de ciudadanos manifestó su rechazo hacia candidatos a la Asamblea Nacional, alcaldes, gobernadores y miembros del gobierno cuando estos llegaron a ejercer el sufragio en centros de votación del país. 
 
Videos que captaron los hechos circularon en las redes sociales durante la jornada. 
 
En el interior del país también se generó revuelo. A Francisco Rangel Gómez, gobernador del estado Bolívar, le gritaron “corrupto” y “ladrón” frente al centro María Antonieta Mejías en Las Morenas, en Ciudad Bolívar, según se escucha en un video colgado en Twitter por la usuaria @adryasosa.
 
José Vielma Mora, mandatario del Táchira, asistió a la Escuela Básica Bustamante de San Cristóbal a votar junto con su esposa e hijos, pero eso no impidió que ciudadanos le gritaran “fuera, fuera” mientras caminaban hacia sus mesas. Lo mismo le dijeron a Adán Chávez, gobernador de Barinas y hermano del fallecido presidente Hugo Chávez, cuando llegó al liceo bolivariano Daniel Florencio O’Leary, reportó Marcos Morín Aguirre a través de su cuenta en Twitter @Mmorin_informa.
 
Luis Acuña, mandatario de Sucre, fue otro de los que recibió reproche de los electores que votaron en su centro. 
 
Jorge Rodríguez, alcalde del municipio Libertador, recibió gritos de “fuera, fuera” de varias mujeres que se encontraban en los alrededores de la Unidad Educativa Pedro Mendoza, en la parroquia El Valle. En una grabación titulada “Centro de votación Padre Mendoza Jorge Rodríguez”, que subió a la red YouTube el usuario Hilario Ruiz, se observó una caravana de motorizados identificados con vestimenta y banderas del PSUV que custodiaban una camioneta negra, en la que se presume que viajaba Rodríguez. 
 
El candidato a la AN por el circuito 6 del estado Miranda y exministro de Comunas y Movimientos Sociales Elías Jaua también recibió la desaprobación de algunos electores cuando asistió a votar en el liceo Alberto Smith.
Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO