MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
MUNDIAL QATAR 2022 - Así van quedando los cruces de los cuartos de final
ELECCIONES REGIONALES - Sigue aquí los resultados e incidencias de la segunda vuelta
Mundo

Fred y Rosemery West, la historia del matrimonio que asesinó a 12 mujeres

Una pareja que aparentaba ser el matrimonio perfecto frente a la comunidad, en realidad guardaba un perturbador secreto en el sótano de su propia casa.

El matrimonio de Fred y Rosemary parecía de ensueño, pero era una historia de terror en casa. Foto: composición LR
El matrimonio de Fred y Rosemary parecía de ensueño, pero era una historia de terror en casa. Foto: composición LR
Mundo LR

Los esposos Fred y Rosemery West parecían ser una pareja feliz en las fotos familiares junto a sus hijos. No obstante, el hogar que crearon fue una casa de terror de Gloucester en Reino Unido para las mujeres que trabajaron como niñeras. Una historia que impactó a los ciudadanos y a la Policía en 1994.

¿Quiénes fueron Fred y Rosemery West?

Fred Walter Stephen West nació el 29 de septiembre de 1941 en Much Marcle, Heredfordshire. Él venía de una familia de granjeros con bajos recursos y no pudo asistir al colegio. Fred estaba cansado de la vida rural y de cosechar. Ante ello, decidió empezar a robar en las tiendas y se fue de casa a los 15 años.

Asimismo, su infancia no fue la mejor. Tenía un padre alcohólico que lo maltrataba físicamente, al igual que su madre, quien abusaba sexualmente de él. De acuerdo con el testimonio de su hermana Kitty West, Fred la violó cuando tenías 13 años y la dejó embarazada.

Se casó con Rena Costello, quien estaba embarazada de un chofer. Este matrimonio fue una tortura para Rena, ya que Fred abusaba sexualmente de su hija, además de que la engañaba con otras mujeres. Ella huyó a Escocia y dejó a la niña. Fred tuvo una relación con la niñera Anne McFall, quien también quedó embarazada. Él decidió asesinarla y la enterró en Fingerpost Field; así, esta su primera víctima.

Rena Costello, primera esposa de Fred. Foto: Clarín

Por su lado, Rosemary Letts estudió en una escuela, pero tenía un bajo rendimiento y conducta agresiva. Esto se debería a que su madre recibió electroshocks cuando estaba embarazada. Además, su padre tenía esquizofrenia sin tratar, lo que hizo que Rosemary y su madre huyeran, pero volvió cuando era una adolescente.

El romance de Fred y Rosemary

Fred tenía 27 años cuando conoció a Rosemary, de 15. Él se quedó impresionado de ella porque eran idénticos, les gustaba la pornografía y su vida sexual era muy activa, hasta con extraños. Ambos se casaron a los meses y su primera hija nació en 1971.

Mientras tanto, Rena y su hija, Charmaine, se acercaban a Fred, quien se cansó de ellas y las mató. Posteriormente, las enterró en Much Marcle. Cuando preguntaron sobre ellas, él contestaba que se habían mudado.

El padre de Rosemary se oponía a la relación. Foto: @Araknne1

Los asesinatos de Fred y Rosemary West

La familia West empezó a crecer, y tuvieron siete hijos. Aunque unos cuatro eran de Fred, los demás eran del padre de la misma Rosmery y los clientes que atendía. La familia se mudó a la casa 25 de Cromwell Street en 1972, en donde ocurrieron los asesinatos. Los vecinos veían que la fachada era descuidada y siempre habían refacciones. Ellos contrataban niñeras, pero estas eran violadas por Fred con la ayuda de Rosemary.

La casa se volvió un escondite u hotel para delincuentes y prostitutas. El modus operandi del matrimonio era buscar mujeres que habían escapado de casa, sus novios las abandonaron o que estuvieron en la cárcel. Ante ello, si ellas denunciaban que habían sido violadas o agredidas, la Policía no les iba a creer. Se estima que fueron nueve las jóvenes asesinadas en manos de ambos, entre las niñeras contratadas y otras mujeres.

La casa 25 de Cromwell Street. Foto: AFP

Una niñera llamada Carol denunció los abusos que vivió en la casa, pero nadie le creyó. El juez solo pidió a los West que pagaran la multa de 100 libras. Además, algunas chicas trataron de denunciar los actos ante la Policía, pero nunca les dieron importancia.

Los abusos no eran solamente para las extrañas, también a sus hijas, por parte de Fred y Rosmery. “Todas las chicas lo hacen. Tienes suerte de tener un padre como yo”, decía Fred a Anne Marie (hija de él con Rena Costello) cada vez que abusaba de ella. Sin embargo, Heather, la mayor, le contó a su amiga lo que sucedía. Fred se dio cuenta de esto y la asesinó en 1987.

Foto familiar de los West. Foto: Infobae

Otra denuncia cayó a los West cuando una amiga de sus hijas decidió acercarse a la Policía para denunciar las violaciones. A partir de ahí, los menores fueron a otras familias durante la investigación. El matrimonio resultó ganador una vez más, ya que habían contradicciones en los testimonios de los niños, a pesar de haber encontrado algunos videos de explotación sexual en los que estaban Rosemary y los menores de edad.

Los niños volvieron con Fred y Rosemary y todo regresó a la normalidad. A la detective Hazel Savage, los testimonios y otras coincidencias le parecieron extrañas. Ella pudo conseguir una orden para registrar la propiedad. Luego de más de 20 años de actividad en la casa de terror de los West, el 24 de febrero de 1994, la Policía logró encontrar los restos humanos.

Finalmente, Fred West confesó todo lo que hizo y se suicidó en enero de 1995, ya que sabía cómo lo iban a recibir en la cárcel. Mientras tanto, Rosemary recibió cadena perpetua.

La nieve derretida ayudó a los policías a encontrar los restos de las 12 jóvenes, incluyendo a Heather. Foto: El País

El caso conmocionó a Inglaterra, sobre todo por la ausencia de investigación por parte de las autoridades, ya que constantemente habían denuncias sobre los West. Asimismo, los vecinos nunca notaron nada extraño en la familia, ya que consideraban a Fred como un “tipo encantador”.