Mundo

“Soy una persona diferente luego de tener viruela del mono”: el duro relato de pacientes de EE. UU.

A diario, un grupo de pacientes se reúne vía Zoom para compartir sus experiencias y ayudar a otros con la enfermedad. “Es una experiencia muy traumática, cuesta obtener apoyo”, revela un afectado.

Jeffrey Galaise muestra las secuelas que dejó en su cuerpo la viruela del mono. Todos los días dirige un grupo de apoyo para los afectados por la enfermedad. Foto: Instagram Jeff Galaise
Jeffrey Galaise muestra las secuelas que dejó en su cuerpo la viruela del mono. Todos los días dirige un grupo de apoyo para los afectados por la enfermedad. Foto: Instagram Jeff Galaise
Mundo LR

En Estados Unidos, la viruela del mono fue declarada un asunto de salud pública la semana pasada. Mientras tanto, un grupo de adultos gays que contrajo la enfermedad intercambian sus experiencias a través de una reunión diaria de Zoom.

En el meeting, los participantes cuentan sus frustraciones en torno a su diagnóstico, y sintiendo el rechazo de los profesionales de la salud.

“Es una experiencia muy traumática, soy una persona diferente después de haber pasado por esto”, confiesa Jeffrey Galaise, uno de los anfitriones del meeting. En la llamada, los expacientes buscan brindar consejos para manejar el dolor y cómo no “volverse locos” mientras esperan que las lesiones se curen.

“Si no lo han vivido, no tienen idea del tipo de dolor que esto produce, y la burocracia que implica tratar de obtener ayuda y apoyo”, continúa Galaise, un habitante de Nueva York que comenzó a sentirse enfermo el día que recibiría su vacuna.

Pese a las medidas tomadas por el Gobierno de Joe Biden, y a la conciencia que está generando la enfermedad, las vacunas aún son escasas para la rapidez con la que el virus se propaga por las ciudades más importantes de Estados Unidos.

“La gente está sufriendo mucho y nadie sabe qué hacer”, reclama Galaise, quien creó el grupo de Zoom para brindar apoyo y abrir un espacio de recursos sobre el tratamiento de la enfermedad. Ocasionalmente, a las reuniones se ha sumado Silver Steele, un actor de cine para adultos que brindó su testimonio diario con la enfermedad a través de su cuenta de Twitter.

Silver Steele mostró fotografías de cómo luce al estar contagiado con la viruela del mono. Foto: Twitter @TheSilverSteele

Dificultades en el diagnóstico

El hecho de que el nuevo brote de la viruela del mono haya afectado en su mayoría a personas de la comunidad gay ha expuesto las fallas del sistema de salud pública de Estados Unidos para detectar la infección en otros pacientes, como mujeres y niños.

“Fue como tratar de pedirle permiso a tu mamá para algo, y ella dice ‘pregúntale a tu papá’, y luego tu papá dice ‘pregúntale a tu mamá’”, contó Yvonne Phan, una paciente de 33 años que fue derivada a varios especialistas que fallaron en diagnosticar la enfermedad, y la derivaron de un lugar a otro. “No pude obtener una respuesta”, concluye.