Mundo

Putin advierte que la ofensiva de Rusia en Ucrania aún no ha empezado “en serio”

En uno de sus discursos más firmes y en presencia de los líderes parlamentarios de su país, Vladimir Putin desafió a Occidente a derrotar a Rusia en el campo de batalla.

Biden ha descalificado a Putin en varias ocasiones desde que Rusia invadió Ucrania. Foto: composición de Jazmin Ceras/La República/archivo
Biden ha descalificado a Putin en varias ocasiones desde que Rusia invadió Ucrania. Foto: composición de Jazmin Ceras/La República/archivo
Agencia AFP

Vladimir Putin, presidente ruso, advirtió este jueves 7 que la ofensiva militar lanzada por el Kremlin en Ucrania aún no había empezado “en serio” y desafió a las potencias occidentales que apoyan a Kiev a intentar derrotar a su país “en un campo de batalla”.

En uno de sus discursos más firmes desde que envió tropas a Ucrania el 24 de febrero, Putin también alzó la voz contra el “liberalismo totalitario” que, según él, los países occidentales pretenden imponer en todo el mundo.

“Todos deben saber que aún no hemos empezado en serio” la operación militar en Ucrania, dijo durante una reunión con los líderes de los grupos parlamentarios rusos, retransmitida por televisión.

El presidente consideró que Occidente “debería haber entendido que ya han perdido desde que empezó la operación militar especial. “Su comienzo también significa el comienzo de una ruptura radical del orden mundial a la estadounidense”, refirió.

“Al mismo tiempo, no rechazamos mantener negociaciones de paz, pero quienes las rehúsan deben saber que les será más difícil llegar a un acuerdo con nosotros” más adelante, añadió.

“Oímos actualmente que (los occidentales) quieren derrotarnos en un campo de batalla”, comentó en tono desafiante. “¿Qué decirles? ¡Que lo intenten!”, declaró al acusarlos de haber desatado una “guerra” en Ucrania.

Según Putin, la intervención de Rusia en ese país marca el inicio de un giro hacia un “mundo multipolar”. “No se puede parar este proceso”, sostuvo.

El mandatario insistió en que la mayoría de países no desea seguir el modelo occidental de “liberalismo totalitario” ni políticas “hipócritas de doble rasero”.

“En la mayoría de países, la gente no quiere esa vida ni ese futuro”, recalcó. La gente “simplemente está cansada de arrodillarse, humillándose ante quienes se consideran excepcionales”, declaró.

Con información de EFE y AFP