“Dragon Ball Super: Super Hero” llegó a los cines: lo que debes saber sobre la nueva película
ONPE - Revisa aquí cuál es tu local de votación para las elecciones de octubre
Mundo

Robert Crimo: compró arma legalmente, se disfrazó y disparó más de 70 veces contra la multitud

Tras cometer el crimen, el autor del tiroteo en Highland Park se camufló entre la multitud. Se desconoce si perpetró el ataque por motivaciones raciales o religiosas.

Robert Crimo intentó huir en el auto de su madre, pero fue capturado por la Policía. Foto: Robert Crimo/Facebook
Robert Crimo intentó huir en el auto de su madre, pero fue capturado por la Policía. Foto: Robert Crimo/Facebook
Agencia EFE

Robert Crimo, el detenido por el tiroteo del Día de la Independencia en Highland Park, Estados Unidos, que dejó seis muertos y 30 heridos, planeó el ataque durante semanas e iba disfrazado de mujer para no levantar sospechas, informaron las autoridades.

Así lo señaló en una rueda de prensa el subdirector del Departamento del Alguacil del condado de Lake, Christopher Covelli, después de que su departamento entrevistara a testigos y supervivientes del suceso y revisara grabaciones de video registradas con teléfonos celulares.

Por el momento, la Policía no ha podido establecer cuáles fueron las motivaciones de Crimo, de 21 años, y contra el que todavía no se han presentado cargos. “No tenemos información que sugiera si tuvo una motivación racial o religiosa”, añadió Covelli en respuesta a una pregunta sobre si se podría considerar un ataque antisemita, debido a que en la zona donde se produjo el hecho hay una numerosa población judía.

No obstante, los agentes sí han podido esclarecer que Crimo, quien actuó solo, planeó el ataque durante semanas. “Llevó un rifle de alta potencia al desfile, accedió al tejado de una tienda a través de la escalera antiincendios y comenzó a abrir fuego contra los inocentes asistentes a la celebración por el Día de la Independencia del 4 de julio”, detalló el agente.

Para pasar desapercibido, el sospechoso se vistió de mujer con el fin de esconder sus tatuajes faciales y su identidad. Covelli también explicó que el presunto atacante, el mismo que disparó más de 70 veces contra la multitud, había comprado el arma “legalmente” en Illinois.

Tras el tiroteo, el agresor abandonó el tejado desde el que disparó, arrojó su rifle y se mezcló con la gente, como si fuera un espectador más del desfile, para dirigirse a la casa de su madre, ubicada por el área. Allí, tomó el vehículo de su progenitora para escapar, pero fue interceptado cuando trataba de huir.