Mundo

Motín e incendio en cárcel de Colombia: al menos 49 reclusos fallecen tras intento de fuga

Tragedia en cárcel. Fue “trágico y desastroso”, declaró Tito Castellanos, director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario.

Intento de fuga ocasiona tragedia en prisión colombiana. Foto referencial: AFP
Intento de fuga ocasiona tragedia en prisión colombiana. Foto referencial: AFP
Mundo LR

Al menos 49 reclusos fallecieron durante un motín en la prisión de la ciudad de Tuluá, al suroeste de Colombia. El hecho se habría iniciado a la 1.00 a. m., de acuerdo al director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), Tito Castellanos, quien calificó el suceso como “trágico y desastroso”.

En el pabellón número 8, que alberga alrededor de 180 presos, comenzó el motín, de acuerdo a medios locales. Tras la intervención de guardias de la prisión, los reclusos prendieron fuego a los colchones, hecho que originó un gran incendio.

“Hubo una llamada casi a la 1.20 de la mañana por un posible amotinamiento. (…) Se verifica que hubo una quema de muchos colchones y, hasta el momento, son cerca de 50 las personas trasladadas a centros asistenciales”, informó el director del Inpec.

“Hasta el momento, van 49 muertos”, declaró un portavoz del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario a AFP. Además, hay aproximadamente 40 heridos.

La cárcel de Tuluá está ubicada en el centro del Valle del Cauca, a 92 kilómetros de la capital regional, Cali, y contiene a 1.267 reclusos.

El presidente de Colombia, Iván Duque, quien se encuentra de viaje en Portugal, lamentó lo ocurrido y expresó su solidaridad con las familias de las víctimas vía Twitter.

“Lamentamos los hechos ocurridos en la cárcel de Tuluá, valle del Cauca. Estoy en contacto con el @DInpec, Gral. Tito Castellanos, y he dado instrucciones para adelantar investigaciones que permitan esclarecer esta terrible situación. Mi solidaridad con las familias de las víctimas”, declaró Duque.

Por su parte, el presidente electo, Gustavo Petro, expresó sus condolencias a las familias de los reclusos fallecidos e hizo una crítica a la situación carcelaria en el país.

“El Estado colombiano ha mirado la cárcel como un espacio de venganza y no de rehabilitación. Lo acontecido en Tuluá, como la masacre en la Modelo, obliga a un replanteamiento completo de la política carcelaria de cara a la humanización de la cárcel y la dignificación del preso. Mis condolencias a las familias de los presos muertos en el incendio de la cárcel de Tuluá”, señaló Petro.