ESPECIAL LR DATA - Ley de cáncer infantil aún no se ejecuta, faltan especialistas y entrega de subsidios

Líder de secta sexual fue hallado muerto en su celda antes de ser juzgado

El sujeto padecía dolencias que habrían causado su deceso. No obstante, el juez ordenó realizar una autopsia al cadáver para descartar otras hipótesis.

El recluso presentaba diversos problemas respiratorios que podrían ser las causas de su fallecimiento. Foto: IStock
El recluso presentaba diversos problemas respiratorios que podrían ser las causas de su fallecimiento. Foto: IStock
Mundo LR

Antonio G. L., el líder de una secta sexual descubierta por la Policía de España en 2021, fue hallado sin vida, la madrugada del pasado 15 de mayo, en su celda del módulo de enfermería del centro penitenciario de Castellón I. El sujeto, cuyo cuerpo fue encontrado por uno de los guardias, estaba próximo a ser juzgado por los delitos de agresión y abuso sexual.

Según los informes de la Policía, el recluso habría fallecido por causas naturales, ya que sufría diferentes patologías respiratorias que lo obligaban a usar una máscara de oxígeno, a desplazarse en andador y a usar diferentes tipos de medicamentos.

Las autoridades indicaron que anteriormente el hombre había permanecido internado en un hospital debido a sus dolencias, pero que, al presentar una mejoría, volvió a ser trasladado a la prisión.

Por ahora y con las primeras pesquisas, se han descartado las hipótesis de un posible suicidio o tortura al no encontrarse indicios de estos actos en la celda.

No obstante, el juez a cargo de la investigación ha determinado realizarle una autopsia al cadáver.

PUEDES VER: El supremacista blanco de Buffalo y su teoría del ‘gran reemplazo’ que motivó su ataque

La secta sexual que lideraba Antonio G. L. fue descubierta el año pasado. En la captura, la Policía detuvo al cabecilla y a otros dos hombres, quiénes continuarán afrontando los juicios por los cargos de agresión y abuso sexual contra menores y adultos, exhibición de pornografía a menores y trata de personas con fines de dominación doméstica y sexual.

El culto utilizaba pretextos esotéricos y sanatorios para cometer los delitos.