VIRUELA DEL MONO - Últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo RETIRO AFP - Todo lo que debes saber sobre la ley firmada ayer por Pedro Castillo

“Conejito, arráncate”: profesoras cantan a niños en jardín infantil durante una balacera en Chile

Las educadoras de una institución infantil tuvieron que tranquilizar a los niños debido a una balacera que ocurría al exterior, la misma que dejó a una persona muerta.

Al coro de una canción infantil las educandos distrajeron a los niños. Video: Biobiochile
Mundo LR

Cerca a la institución educativa Párvulos del Jardín Nuestra Señora de La Victoria (Chile), hubo una balacera que causó la muerte de un joven, el jueves 12 de mayo. Los niños se acostaron en el suelo durante el ataque mientras sus educadoras cantaban para que ninguno de asuste.

Un video grabado por una de las profesoras capta el preciso momento en el que menores de entre 2 y 5 años están recostados sobre el piso de sus aulas por los disparos que se oyen afuera.

“Conejito, arráncate del malvado cazador. Un conejito blanco durmiendo está. El cazador se acerca lo quiere atrapar. Conejito, arráncate”, es la canción que las educadoras comienzan a cantar a coro con los pequeños, donde algunos incluso tapan sus oídos.

PUEDES VER: Llamar a un hombre ‘calvo’ es acoso sexual, dictaminó un tribunal laboral en Inglaterra

Rossani Lagos, educadora de la institución, describió lo sucedido para para la radio de Expreso Bío Bío: “Algo como ayer no nos había sucedido tan cerca. Lamentablemente, hemos tenido que hacer estos protocolos. Para nosotros es doloroso e inquietante. Ojalá nunca lo apliquemos, pero tenemos que resguardar a los niños para prevenir”.

Lazy loaded component

Agregó que toman estas medidas porque antes han ocurrido muertes de adultos y niños por “balas locas”.

“Tenemos que hacer que sea lo más amable (…). No es que ellos sepan, pero lo sienten porque son muy sensibles. Algunos se tapaban sus orejitas para no sentir el ruido. Fue fuerte para mis compañeras”, manifestó.

PUEDES VER: Israel ataca el funeral de la periodista Shereen Abu Aqleh en Jerusalén

Asimismo, comentó que los niños no están ajenos a lo cotidiano, ya que constantemente relatan cosas porque saben que está sucediendo algo que no es normal”.

“Es entendible que muchos se quieran ir de la población, porque la consideran como un espacio de riesgo. Pero nosotras creemos que hemos sido bendecidas porque la comunidad nos apoya y nos reconoce. Tenemos alegrías”, concluyó.