Inyectan botox a camellos para participar en concurso de belleza saudí

Más de 40 camellos fueron manipulados por sus dueños para intentar ganar un certamen de belleza. Todos fueron descalificados.

Camellos en un concurso anual en Arabia Saudita de 2018. Foto: AFP
Camellos en un concurso anual en Arabia Saudita de 2018. Foto: AFP
Mundo LR

Más de 40 camellos fueron inyectados con botox por sus dueños para participar en el concurso de belleza anual King Abdulaziz, en Arabia Saudita. Las autoridades de ese país procedieron a descalificarlos de la competencia, informó la agencia estatal de prensa (SPA).

De acuerdo con el comunicado, los propietarios de los camellos también habían recurrido a otros retoques artificiales como estiramientos faciales y alteraciones cosméticas en sus animales.

PUEDES VER: Bañarse a diario puede ser perjudicial para la salud, sostiene un artículo de Harvard

La finalidad, según SPA, es “mejorar su apariencia general con el objetivo de aumentar su precio, engañar a quienes quieran comprarlo u obtener un premio” que, habitualmente, asciende a millones de dólares. Por ejemplo, en el caso del certamen anual, que comenzó en diciembre, se otorga como premio 66 millones de dólares a los camellos más hermosos.

Los jurados eligen a los ganadores de acuerdo a la forma de sus cabezas, sus cuellos, las jorobas, las vestimentas y las posturas. No obstante, están prohibidos los arreglos estéticos artificiales.

“El club está dispuesto a detener todos los actos de manipulación y engaño en el embellecimiento de los camellos”, dijo el informe de la SPA. Agregó que los organizadores “impondrían sanciones estrictas a los manipuladores”.

PUEDES VER: Elon Musk: Si las personas no tienen más hijos, “la civilización se va a desmoronar”

Para detectar estas manipulaciones, las autoridades están empleando tecnología especializada y avanzada que les permite descubrir transformaciones como estiramientos de labios y nariz en los camellos, hormonas para estimular los músculos en los animales, botox en la cabeza y en los labios para agrandarlos, y bandas de goma y rellenos para inflar las partes del cuerpo.