Alertan sobre modalidad de estafa usando las tarjetas de El juego del calamar

La Policía Nacional de España advirtió en sus redes sociales sobre la nueva forma de estafa. Te contamos en qué consiste la estrategia utilizada por los ciberdelincuentes.

Las tarjetas tienen un código QR en el reverso. Foto: Policía Nacional de España/Twitter.
Las tarjetas tienen un código QR en el reverso. Foto: Policía Nacional de España/Twitter.
Mundo LR

El juego del calamar se ha convertido en la producción más vista de la historia de Netflix. De su gran éxito se han servido grandes marcas para crear estrategias de publicidad y marketing en todo el mundo. Sin embargo, según reportó la policía española, los delincuentes también se han aprovechado del furor de la ficción surcoreana para implementar nuevas formas de estafa utilizando un código QR.

Las autoridades de España alertaron en sus redes sociales sobre una nueva modalidad delictiva en la que los ciberdelincuentes hacen uso de la famosa tarjeta de Squid game para robar información de los usuarios.

PUEDES VER: Putin anuncia una semana no laboral en Rusia debido a alto número de contagios por COVID-19

¿En qué consiste la estafa?

En los primeros episodios de El juego del calamar se muestra una tarjeta que contiene por un lado los símbolos del círculo, el cuadrado y el triángulo y, por el otro, un número telefónico para que los personajes notifiquen su deseo de participar en el juego.

PUEDES VER: Nur Sajat, empresaria y mujer trans que huyó de Malasia por amenazas, logra asilo en Australia

Pues bien, las tarjetas utilizadas por los estafadores tienen un código QR en el reverso, así los seguidores de la serie pueden verse tentados a escanearlo creyendo que se trata de una estrategia publicitaria. No obstante, son dirigidos a una web maliciosa donde se les solicita sus datos personales.

La Policía informó que estas tarjetas son dejadas en lugares públicos como parques y calles. “Desconfía si ves un código QR en un lugar público. Si escaneamos un código y no sabemos si es de confianza puede llevarnos a sitios infecciosos y poner en peligro nuestros dispositivos”, advierte.