Rusos comienzan a viajar al exterior ante falta de aprobación internacional de la Sputnik V

Las agencias de viaje rusas ofrecen paquetes turísticos con la finalidad de que la población cuente con una alternativa para inocularse en el extranjero.

Los destinos con alta preferencia son Serbia y Alemania, y el precio de los viajes oscila entre los 600 y los 850 euros. Foto: EFE
Los destinos con alta preferencia son Serbia y Alemania, y el precio de los viajes oscila entre los 600 y los 850 euros. Foto: EFE
Mundo LR

Luego de que la Organización Mundial de la Salud suspendiera el proceso de aprobación internacional para la Sputnik V, se ha incrementado la demanda de paquetes turísticos que comprenden alguna de las cuatro vacunas, incluida la de Pfizer.

Anna Filatovskaya, directora de relaciones públicas de la agencia Russian Express, indicó a Reuters que los paquetes incluyen vuelos de regreso, desayuno, dos o tres noches en algún hotel y el traslado hacia la clínica. Cabe mencionar que la vacuna es de acceso gratuito y que la función de las agencias es registrar a los clientes para recibirla.

Por ahora, los destinos con alta preferencia son Serbia y Alemania, y el precio de la mayor parte de los viajes oscila entre los 600 y los 850 euros, según las declaraciones de Maya Lomidze, directora de la Asociación de Operadores Turísticos de Rusia (ATOR), quien informó también que si los viajeros eligen una vacuna de dos dosis deben reservar dos viajes.

PUEDES VER: Buenos Aires no registra un solo fallecido por COVID-19 por primera vez

“Una demanda salvaje”

Filatovskaya aseguró que hace dos semanas había alrededor de veinte solicitudes, pero desde el miércoles, cuando los medios locales informaron sobre al disponibilidad de los traslados, las peticiones se dispararon: “Esto provocó una demanda salvaje”.

Otra directora de publicidad, Ivetta Verdiyan, declaró que los clientes interesados en este servicio son principalmente adultos que viajan por negocios o para visitar a los hijos que estudian en el extranjero.

Malestar general

Existe entre los rusos una frustración masiva luego de que ninguna de las cuatro vacunas de producción nacional tenga la aprobada de la Organización Mundial de la Salud o la Unión Europea. María, una cliente que evitó brindar su apellido, evidenció la necesidad de adquirir uno de los paquetes de viajes y no precisamente con fines de esparcimiento: “Confío en Sputnik, pero no está reconocida fuera de Rusia. Las reglas de viaje en el mundo implican que necesito un certificado internacional para desplazarme por trabajo”.