VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización para jóvenes de 25 años a más

Evalúan las consecuencias que puede causar una guerra de EE. UU. con Rusia y China

Bajo la mirada de John Earl Hyten, general de la Fuerza Aérea de EE. UU., un posible conflicto armado “sería un día terrible para el planeta”, una postura criticada por experto ruso.

La Republica
Foto: difusión
Agencia Sputnik News

El vicepresidente del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de EE. UU., el general John Hyten, habló sobre las consecuencias que puede ocasionar un posible conflicto armado con Rusia y China, y explicó por qué nunca su país confrontó de forma directa a la URSS.

“En lo que respecta a las grandes potencias, nuestro objetivo debería ser no tener nunca una guerra con China, no tener nunca una guerra con Rusia, porque sería un día terrible para el planeta, un día terrible para nuestros países. Destruiría el mundo, destruiría la economía mundial”, dijo Hyten en un podcast de la Brookings Institution.

A tiempo de destacar el éxito de las conversaciones entre Washington y Moscú para garantizar la estabilidad estratégica, el general estadounidense dijo que era importante iniciar un diálogo con Pekín para discutir estos temas.

“Tenemos el objetivo común fundamental de no iniciar nunca una guerra entre nosotros, porque una guerra con armas nucleares es muy mala”, explicó el comandante militar.

A su vez, en una entrevista con la versión rusa de Sputnik el experto Ígor Korótchenko calificó las declaraciones del general estadounidense de inapropiadas porque, en su opinión, es extraño escuchar declaraciones al respecto de un actual comandante militar estadounidense.

“Ya es bastante malo que un comandante militar de alto nivel y activo especule seriamente sobre la posibilidad de una guerra, y mucho menos que hable de actores específicos de la misma. Los militares, sobre cuyos hombros recaen las cuestiones de la guerra y la paz, deberían ser excepcionalmente comedidos en sus valoraciones y discursos”, criticó Korótchenko.

Según el experto, nunca deberían escucharse tales argumentos por parte de militares de alto rango activos porque estos países tienen en sus manos las armas más destructivas del mundo, “por lo que el precio de sus palabras es excepcionalmente alto”. Por lo tanto, cualquier escenario de confrontación militar se convertirá inevitablemente en hostilidades a gran escala, primero con un uso limitado y luego a gran escala.

En opinión a Korótchenko, “cualquier posibilidad de tales escenarios apocalípticos” debe ser descartada mediante métodos políticos y trabajo diplomático. Añadió que Rusia no busca una confrontación con EE. UU., pero al mismo tiempo defiende con firmeza sus intereses nacionales porque la doctrina militar rusa es de carácter defensivo y no contempla acciones ofensivas de carácter preventivo.

“Cualquier escenario de acción militar, los ataques de EE. UU. contra Rusia simplemente conducirán a consecuencias desastrosas para los propios estadounidenses. Esto es probablemente lo que el líder militar estadounidense tenía en mente, incluso al hacer tales declaraciones”, resumió Korótchenko.