VIRUELA DEL MONO - Últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo RETIRO AFP - Todo lo que debes saber sobre la ley firmada ayer por Pedro Castillo

Bush defiende luchar contra los extremistas violentos dentro y fuera de Estados Unidos

George W. Bush, mandatario de EE. UU. cuando se produjeron los atentados del 11-S, intervino en el acto en recuerdo de las víctimas del vuelo United 93, aquel grupo que logró impedir un cuarto ataque.

”Es nuestro deber seguir confrontando” a los extremistas violentos, expresó Bush. Foto: EFE
”Es nuestro deber seguir confrontando” a los extremistas violentos, expresó Bush. Foto: EFE
Agencia EFE

El expresidente de Estados Unidos, George W. Bush, defendió este sábado que el país luche contra los extremistas violentos, tanto los que están en el exterior como en el área nacional, porque ambos proceden del mismo “espíritu infame”.

Bush, mandatario del país cuando se produjeron los atentados del 11 de septiembre de 2001, intervino en Pensilvania en el acto en recuerdo de las víctimas del vuelo United 93, aquel “excepcional grupo” que logró impedir un cuarto ataque al enfrentarse a los terroristas y hacer que el avión se estrellara en un descampado.

El exjefe de Estado se refirió a los extremistas de dentro y fuera del país que comparten no sólo su “desdén por el pluralismo” y su “indiferencia por la vida humana”, sino también, recalcó, su “determinación por profanar los símbolos del país”.

Aludía así, de forma implícita, a un episodio reciente de la historia del país, el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero por parte de simpatizantes del expresidente Donald Trump, un incidente que Bush ha condenado en numerosas ocasiones.

Aseguró que los extremistas violentos nacionales y los del exterior “son hijos del mismo espíritu infame”. ”Y es nuestro deber seguir confrontándolos”, añadió el que fuera presidente entre 2001 y 2009.

Una bandera estadounidense adorna un delantal de metal de homenaje a las personas que perdieron la vida el 11-S. Foto: AFP

En este acto, en el que participó después la vicepresidenta del país, Kamala Harris, George W. Bush recordó la heroicidad de los pasajeros del vuelo 93 de United Airlines.

Un "excepcional grupo" de estadounidenses "valientes, fuertes y unidos" que afrontó una situación "imposible", y que tras "confortar" a sus familias con sus llamadas y mensajes telefónicos pasó a la "acción" y "derrotó los designios del diablo", afirmó.

El vuelo 93 de United Airlines cubría la ruta entre el aeropuerto de Newark (New Jersey) y San Francisco. Pasadas las 10.00 a. m. del 11 de septiembre, se estrelló en un descampado de Shanksville (Pensilvania).

Los pasajeros del avión actuaron para evitar que el avión sirviese para alcanzar otro objetivo en Washington, tras saber que los terroristas habían secuestrado otros tres aviones que colisionaron contra las Torres Gemelas de Nueva York y el edificio del Pentágono en Arlington (Virginia).

Los 37 pasajeros del avión, que incluían a cuatro secuestradores de Al Qaeda, y los siete miembros de la tripulación murieron en el siniestro en Pensilvania.