Día Mundial de la Arepa: un plato que une y que permite fusionarse en cada bocado

La migración venezolana busca integrarse en las sociedades receptoras permitiendo fusionar sus potajes típicos. En Perú ya es posible encontrar arepas de lomo saltado y ají de gallina. Cada segundo sábado de septiembre, el plato es celebrado en el mundo por una comunidad que busca conectar con sus raíces.

El Día Mudial de la Arepa se celebra cada segundo sábado de septiembre y los organizadores buscan que sea reconocido por la Unesco. Foto: composición LR/María José Vargas
El Día Mudial de la Arepa se celebra cada segundo sábado de septiembre y los organizadores buscan que sea reconocido por la Unesco. Foto: composición LR/María José Vargas
María José  Vargas

Dicen que la arepa combina con todo y quien la prepare es libre de rellenarla con lo que guste. Vale desde ensalada con palta, huevos hasta pollo, carne y queso. Incluso, en Argentina le han untado manjar blanco y en Perú ya se encuentran las opciones con lomo saltado y ají de gallina. Esa especie de pan preparado a base de harina de maíz precocido está dando la vuelta al mundo gracias a la migración venezolana y este sábado 11 de septiembre celebra su día.

El Día Mundial de la Arepa se conmemora cada segundo sábado de septiembre. Dicha celebración tiene 10 años y surgió por inicativa de un grupo de ciudadanos que integra la ONG Venezolanos en el Mundo (VenMundo).

El propósito era conectar a los y las venezolanas que se encontraban fuera de su país y “hasta el momento se ha logrado”, contó la directora de VenMundo, Tania Rimer, a La República.

“Todo comenzó en 2011. En ese momento había emigrado una cantidad de venezolanos, pero no en la magnitud de lo que estamos viviendo desde hace cuatro años para acá”, detalló la representante al recordar los inicios de una celebración que este año se podrá vivir en más de 250 ciudades de manera simultánea.

Describió que al principio todo el equipo realizó una investigación exahustiva en redes sociales y detectó algunos grupos o comunidades virtuales de connacionales, que correspondían a las primeras oleadas migratorias. Ellos expresaban sus preocupaciones a la hora conseguir una arepa en los países de acogida.

“Siempre surgían conversaciones que llamaban la atención o preguntas como ‘¿dónde puedo conseguir harina de maíz para hacer las arepas?’, ‘¿cuántas harinas se pueden llevar en una maleta?’. También había comentarios que decían: ‘Yo me traje un budare (plancha de hierro circular para cocinar las arepas)’; o insistían en llevar conectores que permitan regular el voltaje de aquellos que trasladaban los tosty arepas”, contó.

#LaArepaNosUne es el slogan que identifica a la celebración de la edición de 2021 y que se extenderá por todo el mes de septiembre.

#LaArepaNosUne es el slogan que identifica al Día Mundial de la Arepa en su décima edición. Foto: Ig @VenMundo

Rimer destacó que la arepa viene siendo como una antesala de la gastronomía venezolana que poco a poco se ha dado conocer en el mundo. “Los venezolanos se han venido adaptando en las ciudades que los están acogiendo y han logrado fusionarla. Esto sucede porque estamos aprendiendo a hacer diáspora”, apuntó.

Anunció que VenMundo se encuentra realizando una petición a través de la plataforma change.org en la que se puede firmar para lograr que la Unesco reconozca el segundo sábado de septiembre como Día Mundial de la Arepa. “Esto es un primer paso que estamos dando, pero no hay que olvidar que hay una serie de protocolos para llegar al objetivo”, explicó.

Comerse una arepa fuera de casa

Comer una arepa fuera de Venezuela ya no es un imposible. Tampoco hay dificultades a la hora de conseguir el ingrediente principal como es la harina de maíz precocida, debido a la disponibilidad que hay en la mayoría de abastos y supermercados de los países sudamericanos que han recibido migrantes y refugiados del país caribeño.

Perú, nación que cuenta con más de un millón de ciudadanos venezolanos en su territorio, tiene una amplia variedad de restaurantes o locales para degustar el alimento. Las hermanas Parra están al frente de Arepera Araguaney en el mercado de Surquillo, en Lima. Desde hace cuatro años ofrecen platillos de su país, entre ellos la arepa, con una amplia variedad de rellenos.

Carolina Parra contó a este medio que iniciar el negocio no fue sencillo, pero pudo sacarlo adelante con el apoyo de su hermana y otros familiares. “Yo empecé a vender arepas por necesidad, luego se convirtió en un sueño, pasó a ser un proyecto y creció”, señaló.

“Cuando inicié como ambulante vendía hallaquitas de chicharrón y con el tiempo los mismos peruanos me pedían que llevara arepas. A mí me daba vergüenza vender una arepa fría, pero pude ofrecerlas por encargo a las personas del mercado de Surquillo y las entregaba calentitas”, recordó.

Las hermanas Parra son fundadoras del local Arepera Araguaney, ubicado en el mercado Nro. 1 de Surquillo. Foto: composicón/Maria José Vargas

Por su parte, Evelyn Parra recordó que la arepa empezó a tener más receptividad en el local tras la recomendación que hiciera el youtuber peruano El Cholo Mena justo antes de la pandemia de COVID-19. “Él llegó a nuestro puesto y se comió una de carne mechada con queso amarillo, empezó a grabar y lo difundió. A partir de allí ha sido una locura porque muchas personas solicitan lo que él pidió”.

Las hermanas sienten que en su negocio el alimento es percibido de una manera diferente por parte de los nacionales, luego de ser recomendado por una personalidad en una transmisión de redes sociales. Insisten en que atrás quedó la arepa fría que muchos migrantes recién llegados vendían en Perú.

Además, afirmaron que no descartan ofrecer algo especial en su negocio para celebrar el Día Mundial de la Arepa.

De lomo saltado y de ají de gallina

En una esquina de la calle Berlín de Miraflores está 407 Bistró, un restaurante que se ha permitido fusionar la arepa con sabores peruanos. En su carta aparecen la de lomo saltado y la de ají de gallina, opciones que son solictadas a menudo por los comensales, según la jefa de cocina, Georgina Alameda.

“La arepa con lomo saltado tiene tiempo en nuestra carta y ha tenido buena receptividad. La piden tanto venezolanos como peruanos. Eso es la comida, combinar regiones y gastronomías”, agregó.

La arepa de Lomo Saltado forma parte de la carta de 407 Bistró en Miraflores, Lima. Foto: María José Vargas

La arepa reina pepiada y la de lomo saltado han tenido buena receptividad entre los comenales de 407 Bistró, en Miraflores. Foto: María José Vargas

Alameda considera que las sociedades receptoras se han abierto un poco más a la hora de probarlas y se han quitado los estereotipos de las primeras arepas. Esto se debería al auge de restaurantes venezolanos y las presentaciones en redes sociales. Detalló, además, que las más solicitadas son la pelúa (tradicional con carne mechada o deshilachada y queso amarillo) y la reina pepiada (de pollo, palta y mayonesa).

“Hacemos todo el esfuerzo para que las cosas sean muy similares a Venezuela y considero que debemos ser más conscientes. Que sepan que lo hacemos con todo el amor y la pasión para que todos se sientan como en casa”, expresó Alameda tras considerar que se deben eliminar los estereotipos que afirman que “no sabe igual que en Venezuela”.

LR PODCAST: escucha el más reciente episodio de Vuelta al Mundo

Lazy loaded component