ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales

Obligados a negociar: se define el futuro de Venezuela en México

Trascendental. Con los auspicios de Noruega y México, chavistas y opositores tratan de destrabar una emergencia que ha impactado a toda la región. Es ahora o nunca para algunos.

Decisión. Gerardo Blyde exhortó a abrir este proceso a varios sectores sociales de Venezuela. Foto: AFP
Decisión. Gerardo Blyde exhortó a abrir este proceso a varios sectores sociales de Venezuela. Foto: AFP
Adolfo Cuicas

Venezuela forma parte de la agenda exterior de prácticamente todo el continente, la implicancia de la migración venezolana y su peso geopolítico centra la atención diplomática. Y este fin de semana México es el centro neurálgico de unas nuevas negociaciones.

Desde el viernes y hasta el lunes la delegación chavista designada por el cuestionado presidente Nicolás Maduro conversará con la comitiva de la Plataforma Unitaria, que está coordinada por el líder opositor Juan Guaidó.

“Venimos a trabajar, para buscar acuerdos que alivien la grave crisis humanitaria que sufre el pueblo de Venezuela, cuyo único responsable es el régimen, que ha impuesto un modelo generador de miseria”, declaró el jefe de la representación de la Plataforma Unitaria, Gerardo Blyde.

El sábado Blyde brindó declaraciones a los medios en Ciudad de México e indicó que buscarán pactos para “aliviar en alguna medida la crisis humanitaria”. Su hoja de ruta: “Instituciones autónomas, respeto a los derechos humanos, regreso al orden constitucional, reglas claras de convivencia y que los venezolanos puedan elegir libremente su destino”.

“Con ello Venezuela se reinserta en el concierto de naciones, recupera la confianza y avanza hacia una recuperación económica sostenible”, añadió.

En la misma línea se expresó el economista de la Universidad de Harvard Francisco Rodríguez, quien reconoció que “hay razones para ser cautelosos”, pero al mismo tiempo llamó a las partes a “poner todos sus esfuerzos en lograr acuerdos negociados para salir de la crisis”.

“Se puede curar reinsertando a Venezuela en la economía mundial, para lograr eso es necesario que se den estos acuerdos sectoriales que permitan recuperar acceso a los mercados petroleros y financieros (...), hacer las cosas necesarias para que el país vuelva a tener una relación normalizada con el resto del mundo”, dijo a este diario.

El objetivo del chavismo

Maduro ha superado cada barrera, desde masivas protestas hasta el reconocimiento de Guaidó como mandatario legítimo por parte de decenas de naciones, empero las sanciones occidentales lo han llevado a una nueva mesa de convenios.

“Al final, el chavismo ha tenido que admitir que solo una solución negociada con la oposición democrática, con la facilitación de Noruega en México, le puede permitir una ‘normalización’ política, su reinserción internacional y una mayor protección judicial”, afirmó Michael Penfold, profesor del IESA en Caracas.

La tarde del sábado el jefe de la delegación chavista, Jorge Rodríguez, señaló que han “trabajado mayormente en acuerdos parciales a la atención del pueblo de Venezuela (...) para recuperar su derecho a la libertad económica”.

Pretenden “conseguir acuerdos parciales pronto”, aseveró Rodríguez a la prensa, en la misma línea que Blyde, quien habló de “prontos acuerdos” como aspiración. Aunque diversos analistas coinciden en que el proceso será dilatado.

“Si ninguna de las partes se levanta (como ocurrió anteriormente), puede durar meses, quizá años”, aventuró la politóloga Ana Milagros Parra. “No será un proceso corto”, apuntó.

Ya hubo intentos fallidos en República Dominicana, en 2018, y en Barbados, en 2019. En suelo mexicano la oposición llega dividida en facciones, forzada a dialogar tras no alcanzar su meta de comicios libres con garantías; mientras el Ejecutivo chavista va por reconocimiento.

Reacciones

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

“Nos vamos a reunir para aprobar el documento, el petitorio que llevamos a la mesa de diálogo de exigencias económicas para Venezuela (...). Decidimos transitar por el camino de la reconciliación”.

Juan Guaidó, líder de la oposición

“Todos sabemos que hoy no hay condiciones para un proceso electoral libre y justo en Venezuela, por eso estamos en México; estamos luchando para lograr esas condiciones. Y ese es el llamado”.