Brote de peste bubónica en África es alarmante, según Unicef

Se han detectado más de 500 casos en zonas que estaban libres de esta infección durante más de 15 años.

Las consecuencias para los niños son más preocupantes, ya que están más expuestos a los factores de riesgo, según representante de Unicef. Foto: Alexis Huguet/AFP
Las consecuencias para los niños son más preocupantes, ya que están más expuestos a los factores de riesgo, según representante de Unicef. Foto: Alexis Huguet/AFP
Mundo LR

En la provincia de Ituri, al este de la República Democrática del Congo (África), se ha detectado el resurgimiento de la peste bubónica. Este mal pone en peligro la vida de los niños de la zona, alertó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Unicef realizó una investigación que se centró en tres zonas sanitarias de Ituri, donde se registró un alto índice de contagios: más de 490 casos fueron detectados entre 2020 y 2021. Por otro lado, se dieron, al menos, 578 casos y 44 muertes confirmadas por esta infección en toda la provincia durante el mismo periodo de tiempo.

Frente a ello, Izzy Scott Moncrieff, supervisora de campo de la Célula de Análisis de Ciencias Sociales (CASS) de Unicef, manifestó su preocupación al hallar este nuevo brote en lugares donde no se había presentado durante mucho tiempo.

“Lo realmente preocupante aquí es que tenemos reportes de peste en áreas que no habían visto un caso en más de 15 años, y muchos más casos en áreas donde antes tenían muy pocos o ninguno”, señaló mediante la página web oficial de la organización.

Moncrieff enfatizó que la peste bubónica se transmite por medio de las pulgas que llevan las ratas salvajes. Los roedores llegan a los pueblos, donde los insectos tienen la oportunidad de infectar al ganado y demás animales para que estos, luego, se lo transmitan a las personas. Así se ha generado una rápida expansión.

Estos casos son relativamente fáciles de tratar con ayuda de antibióticos. Sin embargo, la organización internacional recalcó la importancia de controlar o ponerle fin rápidamente. “Hay graves consecuencias para los niños, porque están más expuestos a los factores de riesgo de la peste”, acotó Moncrieff.

Además, existen factores externos que no contribuyen con esta problemática. La pobreza, el conflicto y el desplazamiento han impedido que la gente tome medidas preventivas, según un informe del portal Reliefweb.

La peste bubónica

También conocida como la “muerte negra”, es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Yersinia pestis. Es transmitida por pequeños mamíferos, pulgas y moscas. Los síntomas incluyen inflamación de ganglios linfáticos, sensibilidad, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, fatiga y dolores musculares.