Nicaragua otorga nacionalidad a expresidente salvadoreño Sánchez Cerén, prófugo de la justicia

Salvador Sánchez Cerén es acusado de presunta corrupción en El Salvador y es buscado por la Interpol. Ahora “gozará de los derechos y prerrogativas” que otorga Nicaragua.

Sobre Salvador Sánchez Cerén pesa una orden de búsqueda y captura internacional. Foto: EFE
Sobre Salvador Sánchez Cerén pesa una orden de búsqueda y captura internacional. Foto: EFE
Mundo LR

El Gobierno de Nicaragua otorgó la nacionalidad al expresidente de El Salvador Salvador Sánchez Cerén, prófugo de la justicia de su país y señalado por presuntos actos de corrupción, detallaron este viernes 30 de julio medios nicaragüenses.

En La Gaceta, diario oficial de Nicaragua, se oficializó que Sánchez Cerén (2014-2019) había sido nacionalizado tras haber “cumplido con los requisitos y formalidades establecidas en la Constitución Política de la República al ser centroamericano y tener residencia en el país”.

Sánchez Cerén, aliado del presidente nicaragüense Daniel Ortega, está acusado de haber recibido supuestos pagos irregulares en la administración de Mauricio Funes (2009-2014).

Un juez de Paz de El Salvador decretó el miércoles 28 de julio la búsqueda y captura internacional del expresidente Sánchez Cerén y otros cuatro exfuncionarios con la ayuda de Interpol (Policía Internacional) por cargos de corrupción, informó la Fiscalía.

De acuerdo con la Fiscalía, Sánchez Cerén habría recibido 530.000 dólares en sobresueldos irregulares cuando era vicepresidente (2009-2014) y el país era gobernado por Funes, quien se fue a Nicaragua en 2016 y en el 2019 recibió la nacionalidad de ese país, cuya Constitución prohíbe la extradición de sus ciudadanos.

Desde este viernes 30 de julio Sánchez Cerén “gozará de los derechos y prerrogativas que las leyes le conceden y estará sometido a las obligaciones correspondientes a los nacionales nicaragüenses de conformidad a lo que establece la Constitución Política”.

Sánchez Cerén es el cuarto presidente de la etapa democrática salvadoreña en tener una orden de captura en su contra por supuesta corrupción.

Igualmente la esposa de Sánchez Cerén, Rosa Margarita Villalta, su hija, Claudia Lissette Sánchez Villalta, y su nieto, Juan Carlos Guardado Sánchez, recibieron la nacionalidad nicaragüense.

El principal detractor del izquierdista, el actual mandatario salvadoreño Nayib Bukele, no se ha pronunciado hasta ahora.

Con información de EFE